sábado, 18 de abril de 2015

Sayyed Nasralá: El mundo musulmán debe decir “Basta” a Arabia Saudí



“Todo el mundo islámico debe decir a Arabia: “¡Ya basta!”, “¡Basta de guerra!”, “¡Basta de manipulación!”, señaló el número uno de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, en su discurso pronunciado durante una ceremonia organizada este viernes en el Suburbio del Sur de Beirut en solidaridad con el pueblo yemení contra la ofensiva norteamericano-saudí.

Por tercera vez desde el desencadenamiento de la ofensiva saudí contra Yemen, Sayyed Nasralá ha criticado con firmeza a Arabia, que, según él, se encuentra detrás de numerosos conflictos letales en la región, ya sea directamente -como es el caso de Yemen o de Bahrein- o indirectamente, a través de terceros.

He aquí las ideas más importantes del discurso:

Quiero, en primer lugar, agradecer vuestra presencia con nosotros en este día consagrado a apoyar la resistencia del pueblo yemení contra la agresión norteamericano-saudí.

Permitidme hablaros hoy con naturalidad, como es mi costumbre hacer, con la razón y el corazón. Sí, con nuestros corazones también, puesto que esta situación requiere corazones que se expresen y no corazones mudos y duros.

DATOS Y CRONICAS SOBRE LA GUERRA DE IRAK, A 6 AÑOS DE SU INICIO ( 2009 )



Un artículo sobre la guerra de Irak que viene a tomar vigencia a propósito de la muerte del último de los últimos, del leal a su patria y lider de la Resistencia Ibrahim Al Douri....

Aunque el mundo se ecuentre en estos días ocupado por los naturales resultados catastróficos que arroja sobre la humanidad el sistema económico del capitalismo liberal, este 20 de marzo de 2009 se conmemoran seis años desde que las superpotencias del poder mundial, Estados Unidos e Inglaterra, decidieron invadir, destruir, saquear y colonizar aquél país que, en tiempos más calmos y felices, se había erigido como un oasis del Medio Oriente próspero: hablamos de la República Islámica de Irak, cuna de la civilización occidental, para los que no lo saben todavía.

Entrevista al lider de la resistencia iraquí Comandante Patriota Izzat Ibrahim al-Douri



A continuación reproducimos una entrevista realizada en el año 2006 a Ibrahim Al-Douri, en pleno auge de la invasión a Irak...

Desacreditando las mentiras de los invasores sobre la presunta “muerte” del líder Patriota iraquí, aquí está una entrevista sin precedentes hecha por el periodista Seif Al Juneid de la revista al Majd y al-moharer.net. En la entrevista el Comandante Supremo de la Resistencia habla sobre los mitos propagados por los criminales invasores al igual que los logros y goles de los Patriotas iraquíes. Izzat Ibrahim ad-Douri es además de Comandante militar y líder de la Resistencia sino que también ha ejercido el cargo de Secretario General del Partido Socialista Baath Árabe después de la captura del Presidente Saddam Hussein. Desde Bagdad, aquí está esta entrevista histórica, hecha a mediados de diciembre, semanas después que los estadounidenses de manera errónea y propagandística dijeran que Izzat había perecido.
Excelencia, hubo rumores sobre su muerte, pero gracias a la Providencia Divina usted está aquí con nosotros; le pedimos por favor que nos explique estos rumores.

viernes, 17 de abril de 2015

Muere en Irak Izzat Ibrahim al-Douri, el hombre leal y mano derecha de Saddam Hussein.



Fuentes de Medio Oriente informan la muerte de Izzat Ibrahim al Douri, uno de los más influyentes integrantes del gabinete de Saddam Hussein, sobreviviente de la guerra de Irak y aliado -aunque con una relación cambiante- del Estado Islámico en el norte de Irak.

Las fuerzas rebeldes al mando de Al Douri tuvieron un papel destacado en la toma de Mosuldurante junio de 2014, pero según algunos reportes se había distanciado de los fieles a ISIS y murió tras la recuperación de Tikrit por parte de fuerzas gubernamentales.

Ola de turistas llega a Cuba, "antes de que la isla cambie"

Turistas pasean por fuera de El Capitolio en un convertible en La Habana.

El turismo cubano se ha convertido en el primer sector beneficiado con el acercamiento entre La Habana y Washington. El país comunista está en un punto de inflexión con el inminente restablecimiento de relaciones con Estados Unidos y con el proceso de reformas impulsado por Raúl Castro.

En un país de consignas como Cuba, la que parece estar en boca de buena parte de los turistas extranjeros que llegan hasta aquí en estos días es la idea de “viajar antes de que todo cambie”. Se trata de un fuerte estímulo para este importante sector de la economía cubana, impulsado por el anuncio de diciembre de que se abría una nueva era en las relaciones entre La Habana y Washington y por el levantamiento de algunas de las restricciones ordenado por Barack Obama para que los estadounidenses puedan viajar a la isla.

miércoles, 15 de abril de 2015

Eternas paradojas yemeníes


Ansarolá y Ejército yemení logran avances contra Al-Qaeda

Lo que está sucediendo en Yemen parece llevarnos más de cincuenta años atrás en el tiempo, cuando en 1962 estalló la guerra civil que algunos libros denominan “Guerra civil de Yemen del Norte” y que se prolongó, con más o menos precisión hasta 1970. La denominación restrictiva resulta bastante errónea por cuanto lo que empezó como un conflicto interno dentro de ese país, derivó pronto en una especie de teatro de guerra civil a escala del mundo árabe. Porque lo cierto fue que tras al golpe que derrocó al Imán al-Badr (zaydí, es decir, chiita), y que llevó a la proclamación de la república, saudíes y egipcios se implicaron a fondo en el conflicto. Los saudíes, respaldando a los realistas, con el apoyo de cientos de mercenarios, muchos de ellos británicos. El Egipto del general Gamal Abdel Nasser, del lado de los republicanos, intervino con una escalada de tropas que en 1967 alcanzaba ya entre los 40.000 y 70.000 efectivos. No es casualidad que el Museo del Ejército en El Cairo tenga una sala dedicada a esta expedición, que para la mayoría de los analistas fue una especie de “Vietnam egipcio”. Porque a la frustración de perder hombres y material en Yemen se añadió el golpe que supuso tener algunas de las mejores unidades militares en ese país mientras los israelíes atacaban a Egipto en la guerra de los Seis Días, en junio de 1967.

El destructivo legado de los liberales árabes


Arabia Saudí saluda acuerdo nuclear marco entre Irán y G5+1

Se ha convertido en un lugar común presentar a los islamistas árabes de todas las tendencias políticas (liberales, conservadores, radicales, neoliberales, moderados, extremistas, no-violentos, violentos, etc.) como una fuerza política muy peligrosa, si no la más peligrosa, del mundo árabe desde la Guerra de 1967
En realidad, y como se mostrará en los siguientes párrafos, la fuerza política más peligrosa y destructiva del mundo árabe posterior a 1967 ha sido y sigue siendo una nueva marca de liberales, secularistas e islamistas (aunque los primeros han sido infinitamente más peligrosos).
La guerra occidental, israelí y saudí contra el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser y el nacionalismo árabe antiimperialista requirieron el nacimiento de una nueva intelectualidad liberal. Su aparición en escena a finales de los 50 y en los 60, antes de la guerra, fue parte de la "Guerra Fría cultural" auspiciada por Estados Unidos, que financió a intelectuales de todo el mundo para llevar a cabo la cruzada imperial liberal antisocialista y anticomunista que también tuvo como objetivo los nacionalismos antiimperialistas del Tercer Mundo.

Yemén: El color del petróleo


Ataques saudíes en Yemen se cobran la vida de 30 civiles

Una vez más y van… el mundo si ruborizase presencia una nueva matanza de poderosas fuerzas militares contra pueblos inermes. A Libia, Irak, Siria, Afganistán, Ucrania y Gaza se le suma Yemen. Lo sabíamos y lo veníamos advirtiendo, ahora el inicio de una nueva guerra de consecuencias obviamente desconocidas, se ciernes en un punto extremadamente sensible de la geoestrategia internacional. Ya son más de dos mil quinientos los muertos producidos por la embestida encabezada por Arabia Saudita. Tras esta guerra, Yemen puede convertirse en otro Estado Fallido, como Somalia, Libia, Irak o Afganistán, y quedar a tiro de piedra de al-Qaeda o Estados Islámico.
Del único modo que la familia Saud sabe hacer las cosas, al de su realísimo antojo, los dueños de Arabia, asociados con un nutrido y muy rico grupo de naciones (Emiratos Árabes, Kuwait, Bahrein, Qatar, Sudán, Marruecos, Jordania, Egipto y Pakistán, esgrimiendo la excusa de restablecer el orden quebrantado por la revolución Houthi, y saltándose todas las normativas internacionales iniciaron la operación “Tormenta Decisiva”. Ignorando cualquier norma de Naciones Unidas, Riad declaró unilateralmente zona de exclusión aérea el territorio yemení.

La vergüenza de Yarmuk



Tenemos que recordar que en Yarmuk hay todavía atrapados 18.000 seres humanos, y aunque actuemos con tanto retraso, hay que hacer algo, cualquier cosa.
Los miembros de mi familia que vivían en Yarmuk, Siria, desparecieron hace muchos meses. No tenemos ni idea de quién está muerto ni quién está vivo. A diferencia de otro de mis tíos y sus hijos en Libia, que escaparon de la guerra de la OTAN y aparecieron con vida unos meses después tras haber estado escondidos en alguna parte del desierto, la familia de mi tío en Siria desapareció por completo como si se los hubiera tragado un agujero negro, como si hubieran pasado a otra dimensión.
Elijo la analogía del “agujero negro” en oposición a la utilizada por el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon –“el círculo más profundo del infierno”- que recientemente pronunció en referencia a la terrible situación de los palestinos en Yarmuk tras los avances de las infames milicias del Estado Islámico (EI) a primeros de abril. Si hay algo de justicia en el más allá, ningún refugiado palestino –incluso aquellos que no rezan cinco veces al día o no van a la iglesia cada domingo- se merece estar en ningún “círculo del infierno”, profundo o superficial. El sufrimiento que llevan soportando en este mundo desde la fundación de Israel sobre sus pueblos y ciudades en Palestina hace 66 años es suficiente como para redimir todos sus pecados colectivos, pasados y presentes.

Cuatro años ya y no hay respuestas fáciles para Siria (parte I y parte II)


Ejército sirio bombardea la posición de terroristas en Nasib

Tras cuatro años de muerte y caos, la verdad es que no hay respuestas fáciles para Siria. Las que podrían ser las naturales soluciones liberales no sólo carecen de realismo sino que también forman parte de puntos de vista mal concebidos a nivel mundial sobre la libertad, la justicia, el desarrollo, las relaciones internacionales e incluso la dignidad humana, cuestionados como sólo esos términos podían serlo. Ninguno de los campos relevantes o actores políticos en el conflicto se aproximan precisamente a lo puro. Ningún campo está exento de culpa, ni de conductas despreciables. Los grupos que escapan a ese duro realismo -los heroicos hombres y mujeres sirios que siguen luchando cada día para sobrevivir fuera de los confines del militarismo, la violencia y el partidismo ciego- son a menudo marginados y olvidados aunque sean quienes están tratando de sacar adelante lo que queda del país. Estas leales y desconocidas personas que mantienen en pie a Siria bajo las bombas, los cuchillos y la avalancha de soluciones y conversaciones internacionales, son el futuro de un país que continúa ardiendo por los cuatro costados mientras que los beneficiarios últimos se limitan a observar sin involucrarse en actuación alguna que pueda resultar

Washington cambia de enemigo, de Cuba a Venezuela


El presidente de Cuba, Raúl Castro y su par estadounidense, Barack Obama

La Casa Blanca, en el marco de un nuevo ordenamiento del tablero internacional y una serie de intervenciones en el mundo, decidió que en Latinoamérica, era hora de cambiar de enemigo público número uno pasando el relevo de Cuba a Venezuela.
Tras 55 años de enfrentamiento entre Cuba y Estados Unidos, el mundo fue sorprendido en diciembre del año 2014 con el anuncio simultáneo del presidente de Cuba, Raúl Castro y el mandatario estadounidense Barack Obama, respecto a normalizar sus relaciones diplomáticas, rotas desde el año 1961 e igualmente comenzar las tratativas destinadas a terminar con medio siglo de sanciones y embargo contra la población cubana. El cambio de posición de Obama, permite visualizar acciones, que van más allá de un objetivo de protagonismo por parte de Obama o tratar de salir vía externa de los avatares que sufre con un Congreso dominado por los republicanos.

Clérigo saudí patrocinador del terrorismo en Siria lanza obuses contra el pueblo yemení


El clérigo extremista wahabí de Arabia Saudí, Mohamad al-Arifi.

Videos colgados en Internet muestran a Mohamad al-Arifi, clérigo extremista wahabí de Arabia Saudí y patrocinador de grupos terroristas en Siria, ayudando a militares saudíes y lanzando obuses contra el territorio yemení.

Luego de declarar su disposición para participar junto a los soldados saudíes en la lucha contra el pueblo yemení, Al-Arifi lanza un obús hacia Yemen y reza para que
 “alcance su objetivo”, que, según el diario libanés Al-Akhbar, es “matar” el pueblo yemení.Las imágenes muestran a Al-Arifi, quien también ha decretado el fatwa (edicto religioso) de Yihad al-Nikah (guerra santa del sexo) en Siria, en las fronteras sureñas de Arabia Saudí, ofreciendo sermones para alentar a los soldados saudíes e invitarlos a luchar contra los yemenís.

‘Terroristas de Daesh están a 8 millas de Estados Unidos’


Una vista de la colonia Anapra (norte de México) junto a una imagen de terroristas del EIIL.

Los terroristas del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) tienen bases establecidas en el norte de México, a unas ocho millas de distancia de la frontera con Estados Unidos, así informaron el lunes fuentes judiciales.
Según un informe publicado en el portal de asuntos judiciales, Judicial Watch, un oficial del Ejército mexicano y un inspector de la Policía Federal de México aseguran que Daesh ha establecido una base en Anapra y otra en Puerto Palomas, localidades situadas en el estado norteño de Chihuahua, fronterizo con Estados Unidos.
“A unas ocho millas de la frontera con Estados Unidos, en un área conocida como ‘Anapra’ al oeste de Ciudad Juárez. Otra célula del EIIL se encuentra en Puerto Palomas y tiene en la mira los pueblos de Columbus (Ohio) y Deming (Nuevo México)”, detalla el portal.

Arabia Saudí busca la ayuda de Frente Al-Nusra en su guerra contra Yemen

El régimen de Arabia Saudí ha solicitado al grupo terrorista Frente Al-Nusra, rama siria de Al-Qaeda, que envíe 2500 de sus integrantes a Yemen para participar en los ataques que lidera Riad contra el pueblo yemení, ha revelado este martes el diario libanés ‘Al-Binaa’.

Riad ha pedido al grupo takfirí Frente Al-Nusra que participe en la guerra en Yemen con el envío de “2500 elementos takfiríes”, “mientras este grupo terrorista, que actúa en las montañas en Al-Qalamun (cerca de la frontera entre Siria y El Líbano), se enfrenta actualmente a múltiples problemas por el asedio” que lleva a cabo el Ejército sirio, ha indicado el mencionado periódico citando a fuentes oficiales libanesas.

Por su parte, la banda terrorista Frente Al-Nusra ha exigido a cambio a Riad apoyo, tanto financiero como armamentístico, para sus operaciones terroristas en Siria, sino “perdería los combates en Al-Qalamun al enviar 2500 de sus miembros a Yemen”, ha agregado el rotativo.


A este respecto, el portavoz del Ejército yemení, el coronel Sharaf Luqman, indicó el lunes que Arabia Saudí no se atreve a luchar por sí sola contra el pueblo yemení, razón por la cual busca el apoyo de sus aliados regionales y occidentales.

En otra parte de su informe, el diario libanés ha remarcado que las fuerzas del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) han intensificado sus operaciones antiterroristas en Al-Qalamun.

Cazas sirios, a su vez, “han bombardeado las posiciones de los takfiríes cerca de los altos de Arsal (noreste de El Líbano)” y localidades fronterizas en Siria, bajo el control de los terroristas, ha adelantado la publicación.

Tras destacar la campaña antiterrorista conjunta entre Hezbolá y el Ejército sirio, la fuente ha pronosticado que las regiones fronterizas en el oeste y norte de Siria quedarán libres de terroristas en breve.

El pasado 26 de marzo Arabia Saudí comenzó una ofensiva aérea contra Yemen sin el aval de las Naciones Unidas, pero con la luz verde de EE. UU., en un intento por restaurar en el poder al expresidente fugitivo Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad.

De acuerdo con el portavoz del Ejército yemení, como consecuencia de los ataques saudíes contra Yemen, al menos 2571 civiles han perdido la vida, incluidos 381 niños menores de 15 años y 214 mujeres, cinco de ellas embarazadas.

Arabia Saudí, además, ha dificultado la llegada de misiones humanitarias que buscan apoyar a los yemeníes afectados por los bombardeos.

La agresión saudí a Yemen ha aglutinado duras críticas regionales e internacionales. El pueblo yemení ya ha condenado en reiteradas ocasiones la agresión saudí y ha asegurado que el régimen de Al Saud pagará caro sus ataques; además países como Rusia, Irán, Siria e Irak, entre otros, también han rechazado estas incursiones bélicas.

martes, 14 de abril de 2015

ONU impone embargo de armas a rebeldes en Yemen


yemen bajo fuerte-680x330

El Consejo de Seguridad de la ONU amplió hoy sus sanciones contra los rebeldes hutíes de Yemen y les impuso un embargo de armas, en un intento por ayudar a frenar la ofensiva que les ha permitido controlar la mayor parte del país.
Las medidas están incluidas en una resolución presentada por Jordania en nombre de los países árabes y que respaldaron 14 de los 15 miembros del Consejo.
El único que no lo hizo fue Rusia, que se abstuvo, y que criticó que el embargo de armas afecte sólo a uno de los bandos y que la prioridad del Consejo no sea detener los combates.
“Insistimos en que el embargo de armas debería ser global”, señaló el embajador ruso, Vitaly Churkin, que recordó las graves consecuencias que la campaña aérea liderada por Arabia Saudí está teniendo para la población civil.
Venezuela, aunque votó a favor, también lamentó que el texto no incluya “un lenguaje más categórico” instando al “cese de hostilidades y de todo tipo de acciones militares sobre Yemen”.

CSNU aprueba embargo armamentístico contra el movimiento popular yemení Ansarolá

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas compuesto de EEUU, Rusia, Francia, China, Gran Bretaña, Angola, Chad, Chile, España, Jordania, Lituania, Malasia, Nigeria, Nueva Zelandia y Venezuela ha aprobado este martes una resolución para imponer un embargo de armas contra el movimiento popular yemení Ansarolá.

El máximo órgano de decisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ignorando los bombardeos diarios del régimen saudí al pueblo yemení, ha aprobado la iniciativa con 14 votos a favor del total de los 15 miembros del Consejo.

La media afecta solo a los miembros del movimiento popular Ansarolá, mientras facilita el suministro de armas a los elementos del expresidente fugitivo, Abdu Rabu Mansur Hadi, y los grupos terroristas como Al-Qaeda, que luchan contra Ansarolá.

A este respecto, instruye a todos los países que inspeccionen las mercancías con destino a Yemen, para impedir el envío de armamento a este país árabe.

La resolución presentada por Jordania en nombre de los países árabes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por los países árabes ribereños del Golfo Pérsico), incluye, asimismo, una prohibición de viajes y una congelación de activos al líder del movimiento, Abdul-Malik al-Houthi, y al expresidente yemení Ali Abdolá Saleh.

Ansarolá y Ejército yemení logran avances contra Al-Qaeda



Los combatientes del movimiento popular Ansarolá y el Ejército yemení han cosechado nuevos éxitos en su lucha contra la organización terrorista Al-Qaeda en Yemen, pese a los bombardeos que perpetra a diario el régimen saudí, ha informado este martes la cadena iraní de noticias PressTV.

“Los combatientes (de Ansarolá) y el Ejército han avanzado en la ciudad oriental de Sirwah, en la provincia de Marib”, ha indicado la fuente.

Estos avances se han logrado pese a que el régimen saudí continúa bombardeando distintas ciudades localizadas en el sur del país árabe, sumido en una crisis de seguridad por la injerencia de países occidentales y sus aliados regionales.

Según confirmó el lunes el portavoz del Ejército yemení, el coronel Sharaf Luqman, los civiles e infraestructuras yemeníes han sido el principal blanco de los bombardeos del régimen saudí y sus aliados árabes.
Un importante número de estadios, museos, tiendas, escuelas, gasolineras, así como mezquitas, han quedado completamente destruidos por los ataques aéreos.

Ucrania: fin de la historia


unnamed

Bueno ¿y qué querían? ¿que hubiese en Ucrania pluralismo de opiniones y democracia? No hay que ser ingenuos. El paquete de leyes de Vyatrovich aprobado en la Rada, no es más que la continuación lógica, e incluso pudiera decirse que inevitable, de la “revolución de la dignidad”. Otra variante sería impensable. Como escribieron los clásicos del a partir de ahora prohibido marxismo-leninismo, es imprescindible liquidar por completo los vestigios del régimen predecesor.
Todo se ha hecho de un modo ejemplarizante, con evidente escarnio. El 9 de abril, justo un mes antes del Día de la Victoria, bajo la supervisión del primer vicepresidente de la Rada, Parubiy, que representa un clásico ejemplo de nacional-socialista cavernario, sin que faltase el correspondiente certificado, la Rada dispuso que: todo lo que hubo antes de 1991 es fascismo, totalitarismo y opresión de la gran nación ucraniana. Nunca existió ni la Gran Victoria, ni el pasado soviético, ningún tipo de cultura y ninguna vida feliz.

Los discípulos de Hitler en Ucrania acabarán en un nuevo tribunal de Núremberg


nazis-ukranios2

El 9 de abril la Rada ucraniana aprobaba las leyes que equiparan al comunismo y al fascismo, que prohíben los símbolos y la propaganda comunistas y que rehabilitan a los integrantes de las formaciones banderistas.
A petición de los periodistas comenta la situación el líder del PCFR, Guennadi Ziugánov.
El nazismo y el fascismo continúan haciéndose fuertes en Ucrania, subrayó Guennadi Andréyevich. Lo ocurrido es un desafío a toda Europa y a toda la comunidad internacional. Es una bofetada, una afrenta a todos aquellos que combatieron contra el fascismo hitleriano y que con ayuda de la fe y la razón acercaron el Día de la Victoria.
El fascismo y nazismo ucraniano no es para nada mejor que el hitleriano, más bien es aún más repugnante e inmundo, puesto que esas leyes se aprueban en plenos preparativos para celebrar el 70 aniversario de nuestra Gran victoria. Además han sido aprobadas por una Rada impostora, establecida tras el golpe de Estado y la toma del poder por la Junta de Kiev. Esos autodenominados diputados, están anulando de un plumazo todos los acuerdos existentes, alcanzados en el transcurso de la Gran Guerra Patria con nuestros aliados, que trajeron como resultado la creación de la Organización de la Naciones Unidas. Entonces fue condenado el fascismo hitleriano, tuvo lugar el tribunal de Núremberg y se consiguieron edificar las actuales relaciones internacionales. La decisión de la Rada, supone en esencia, la derogación de esas normas internacionales, por lo que debe ser condenada por todos los países democráticos.

Terroristas sufren colosales pérdidas bajo los fuegos del ejército sirio


Siria Ejército

Unidades de las Fuerzas Armadas asestaron fuertes golpes a los centros de concentración de los terroristas en varias áreas del país y les infligieron grandes pérdidas en sus filas.
Alepo
Numerosos terroristas resultaron muertos y heridos tras concentrados golpes contra sus sitios en Khan Tuman, Dwer Zeitun, Malah en el campo del Alepo.
Deraa
Las FFAA aniquilaron a numerosos militantes e hirieron a otros en Derra Al Balad, y Kafer Shams en el campo de la provincia.
Una fuente militar anunció que destacamentos del Ejército arremetieron contra refugios de las organizaciones en el poblado de Samaqiat, el barrio de Karak, dejando a varios de sus miembros muertos o heridos, además de devastarles un vehículo blindado.

MUNDO GLOBALIZADO: LOS ACUERDOS CON IRÁN Y CON CUBA (una mirada desde la vereda del frente)



La reciente batalla de Tikrit en Irak, ha puesto ya en claro en forma definitiva que hoy en día hay solamente dos bandos en pugna, el moderno, representado en una misma trinchera, aunque con consignas diferentes, por países tales como EEUU, Rusia, Europa, Irán y China, y el tradicional en el cual luchan de manera solitaria y muchas veces incoordinada, el Estado Islámico y Al Qaeda en sus diferentes grupos afiliados, esto es, el fundamentalismo islámico. Tal como ya hemos manifestado, la gran diferencia entre ambos estriba en el tipo concepción del mundo y de Estado que sostienen. El moderno, en tanto materialista, afirma que la soberanía emana de lo bajo, es decir sea del pueblo o la masa, como de la nación, en cambio el tradicional sostiene que la misma proviene de Dios personificado en la figura del gobernante que es en este caso el califa. Y otra cosa que habría quedo en claro, a la luz de los últimos acontecimientos, es que se

Guerrilla kurda avanza hacia Al Raqa derrotando al Daesh


Siria Kurdos ISIS

Las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG, por sus siglas en kurdo) arrebataron a los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) el control de tres aldeas en la provincia de Al-Raqa, sita en el norte de Siria y considerada uno de los bastiones del grupo takfirí.
Los combatientes kurdos también “se apoderaron de una gran fábrica de cemento” tras enfrentamientos en el noreste de la localidad de Ain Issa, anunció el domingo el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
De acuerdo con el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, desde hace 48 horas se atestiguan intensos enfrentamientos entre los combatientes kurdos y los terroristas, y de momento unos 20 miembros de Daesh han resultado muertos.

Al Akhbar: el fracaso militar saudí en Yemen abre paso a una solución política


Está cada vez más claro que la aventura militar de Arabia Saudí se está saldando con un total fracaso, lo cual puede allanar la vía a los esfuerzos regionales dirigidos a la búsqueda de una solución diplomática en la región.

Habiendo terminado los objetivos para sus ataques aéreos, Arabia Saudí se ha dedicado a atacar a civiles. Sin embargo, pese a lo brutal de estas medidas, esto no tiene un reflejo en el campo de batalla, donde los huthis y el Ejército yemení han estado avanzando hacia el Este y el Sur tomando provincias enteras.

Muere general saudí en la frontera con Yemen



El Ministerio de Defensa de Yemen aseguró hoy que el príncipe saudí Fahd bin Turki Abdul Aziz murió junto a otros 16 militares durante un combate en la frontera con la tribu Hamdan bin Said, indicó la agencia Prensa Latina.

La noticia de la muerte del príncipe saudí, mayor general del Ejército, que carece de confirmación independiente, aparece junto al parte que da cuenta de fuertes bombardeos en la noche y la madrugada contra instalaciones civiles y militares en Sanaa y otras provincias.

Asimismo, el Ministerio informó la designación por el Comité Revolucionario Supremo (CRS) del general Alí Mohamed Abdulá como gobernador de la provincia de Shabwa, sureste, colindante con la de Hadramaut, donde el movimiento huthi Ansarulá penetró la víspera y ocupó la ciudad de Sayún.

Combates en territorio saudí

Según el corresponsal de Al Manar, choques armados se han producido en el lado saudí de la frontera, en el área de Nayran, entre los Ejércitos saudí y yemení.

lunes, 13 de abril de 2015

La fascinante historia de los hombres que desenterraron Asiria

Una reconstrucción de los palacios construidos por el rey asirio Asurbanipal por Austen Henry Layard
      Una reconstrucción de los palacios construidos por el rey asirio Asurbanipal por Austen Henry Layard       


Dos antiguas ciudades que ahora están siendo destruidas por Estado Islámico (EI) estuvieron enterradas durante 2.500 años. Hace 170 años que empezaron a excavarlas y a despojarlas de sus tesoros. En un giro histórico irónico, se puede argumentar tanto que esas excavaciones allanaron el camino para que EI destrozara lo que quedó, pero también que aseguraron que algunas de las riquezas de una civilización perdida se salvaran.

En 1872, en un cuarto trasero del Museo Británico, un hombre llamado George Smith pasó los oscuros días de noviembre agachado sobre una tableta de arcilla rota.

Era uno de los miles de fragmentos encontrados en unas excavaciones recientes en el norte de Irak, y estaba cubierta de la intricada escritura cuneiforme que había sido usada a lo largo y ancho de la antigua Mesopotamia.

Algunas de las tabletas hablaban de las actividades cotidianas de contadores y administradores: la rueda de una carroza rota, un cargamento de vino retrasado, los precios de cedro; otras registraban los triunfos de los ejércitos del rey asirio o los presagios adivinados por sus sacerdotes en las entrañas de borregos sacrificados.

Pero la tableta de Smith contaba una historia. Una historia sobre un mundo ahogado por un diluvio, un hombre que construye un bote, una paloma liberada para buscar tierra firme.

Historia milenaria,

Smith se dio cuenta de que estaba viendo una versión del Arca de Noé. Pero el libro no era Génesis.

Era Gilgamesh, un poema épico que había sido inscrito por primera vez en arcilla húmeda alrededor de 1800 a.C., unos mil años antes de la composición de la Biblia judía (el Antiguo Testamento cristiano).

Incluso la tableta de Smith, que data de algún momento en el siglo VII a.C., era mucho más antigua que el más viejo manuscrito del Génesis.

Un mes más tarde, Smith le leyó su traducción de la tableta a la Sociedad para la Arqueología Bíblica en Londres. El primer ministro William Gladstone estaba entre los presentes.

Era la primera vez que una audiencia escuchaba la "Epopeya de Gilgamesh" en más de 2.000 años.

Lo que Smith leyó causó sensación. A algunos les causó una satisfacción piadosa pues, en su opinión, corroboraba la verdad esencial de la Biblia. A otros les pareció más problemática.

Como dijo el diario New York Times el día siguiente en un artículo de primera página, la "Tableta del diluvio", o la Tablilla XI, había expuesto "varias tradiciones del diluvio aparte de la de la Biblia, que podría ser legendaria como las demás".

Menos de 15 años después de "El origen de las especies" de Charles Darwin, para muchos la "Epopeya de Gilgamesh" era otra gran grieta en el edificio del cristianismo victoriano.
Auge y ocaso de un mundo perdido

El Imperio asirio fue una superpotencia, pero a sus rastros se los tragó la tierra.


La historia de cómo la Tablilla XI emergió del barro del norte de Irak empieza en un lugar llamado Kouyunjik, uno de los sitios arqueológicos que ahora EI está explorando en busca de antigüedades asirias.

Es una historia contada por el profesor David Damrosch de Columbia University en "El libro enterrado: la pérdida y redescubrimiento de la Gran Epopeya de Gilgamesh".

Kouyunjik está ubicada directamente al frente de la ciudad iraquí de Mosul, en la ribera del Tigris, y hace 2.700 años era parte de Nínive, la última capital de los asirios.

En su apogeo, fue un imperio que se extendía desde las costas del Golfo Pérsico hasta las montañas de Anatolia y las llanuras aluviales de Egipto.

Durante un período de unos 300 años (más o menos entre 900 y 600 a.C.), fue la civilización más avanzada que se había visto jamás, una superpotencia tecnológica construida con la riqueza de sus mercaderes y la crueldad de sus ejércitos.

Un grabado encontrado en Kouyunjik muestra al rey asirio Asurbanipal disfrutando de un pícnic en su jardín mientras la cabeza cortada de su enemigo, el rey elamita Te-Umman, cuelga de la rama de un árbol.

No obstante, Asiria no era invulnerable. En 612 a.C., Nínive fue saqueada en una rebelión liderada por los babilonios. Dejaron a la ciudad más rica del mundo en ruinas, con sus palacios ardiendo y sus habitantes muertos o deportados como esclavos.

El polvo se asentó sobre la destruida biblioteca del difunto rey Asurbanipal y la cuidadosamente transcrita "Epopeya de Gilgamesh".

Dos milenios y medio más tarde, en el invierno de 1853, el poema fue rescatado por un hombre llamado Hormuzd Rassam.

Un lugareño muy particular

Hormuzd Rassam se convirtió en todo un caballero inglés. 


Rassam había crecido en Mosul, al otro lado del río.

En una época en la que los imperios consideraban a los locales como poco menos que manipuladores de palas y arrieros de burros, él había sido designado por el Museo Británico para liderar la excavación arqueológica más importante de esos tiempos.

Fue el primer arqueólogo nacido y criado en Medio Oriente.

La familia de Rassam era cristiana caldea, descendientes de los antiguos asirios que se habían convertido al cristianismo en el siglo IV y que se habían mantenido étnicamente distintos de las poblaciones árabes y kurdas de Irak.

Se trata de la misma comunidad que, durante el año pasado, ha sido forzada por EI a convertirse al islam, a pagar un impuesto especial, o ha sido asesinada.

La mayoría de los cristianos asirios de Mosul han huido en dirección al oriente, hacia la región autónoma del Kurdistán, o al norte, a Turquía.

Cuando Rassam estaba creciendo, Mosul era un lugar pacífico. La ciudad era parte de un Imperio otomano que se estaba esfumando lentamente y era un lugar provinciano estancado que tenía poco que ofrecerle a un joven lleno de energía y talento.

Pero en 1945, cuando Rassam tenía 19 años, conoció a alguien que cambió su vida: Austen Henry Layard.

Austen Henry Layard... ¿intrépido aventurero o no más que un cazador de tesoros?

Layard era un aventurero que había llegado a Medio Oriente a caballo a finales de la década de 1830, armado con mucho dinero y dos revólveres.

Para cuando llegó a Mosul, ya había visto los templos de Petra y Baalbek, así como las ciudades de Damasco y Alepo. Pero fueron las aún no excavadas ruinas de Irak las que realmente cautivaron a Layard.

"Un profundo misterio flota sobre Asiria, Babilonia y Caldea. Con esos nombres están vinculadas grandes naciones y ciudades... las llanuras en las que tanto judíos como gentiles buscan la cuna de su raza", escribió.

"Cuando se ocultaba el Sol, vi por primera vez el gran montículo cónico de Nimrud erigiéndose contra el claro cielo vespertino. Estaba en el lado opuesto del río y no muy lejos, y me dejó una impresión que nunca olvidaré... mis pensamientos constantemente están en la posibilidad de explorar exhaustivamente con una pala esas grandiosas ruinas".

La cuna de la civilización urbana

Las excavaciones desenterraron la evidencia de la grandeza de los asirios.


Tras años de negociaciones con las autoridades otomanas, Layard pudo finalmente usar una pala en ese montículo de Nimrud, unos 30 kilómetros al sur de Mosul, en el verano de 1845. Ese es el lugar que, según las autoridades iraquíes, EI empezó a demoler el mes pasado.

El primer día de la excavación, Layard encontró el contorno de un palacio real.

Una semana más tarde estaba extrayendo las enormes planchas de alabastro que solían cubrir las paredes, paneles que retrataban el poder del rey asirio y la postración sumisa de sus enemigos.

En cuestión de tres o cuatro años, Layard había desenterrado la civilización de la antigua Asiria -que hasta entonces no había sido más que un nombre mencionado en las páginas de la Biblia- y había llenado el Museo Británico de esculturas y escritos del lugar en el que nació la civilización urbana.

Su historia de las excavaciones, publicadas en 1849 con el nombre "Nínive y sus restos", se convirtió en un éxito de ventas inmediato.

No obstante, como él mismo lo admitía, nada de esto habría sido posible sin Hormuzd Rassam.
Lamassus impotentes

Los toros alados con cabezas humanas eran los guardas de las ciudades asirias.

Si bien el inglés sabía cómo conseguir fondos de los patronos del Museo Británico, era Rassam quien sabía cómo lidiar con los aldeanos del norte de Irak y quien hablaba árabe, turco y siríaco, el lenguaje de los cristianos asirios.

Era Rassam quien sabía cómo regatear con los jeques tribales, cómo sobornar al gobernador local con café, cómo contratar a 300 hombres para que arrastraran una colosal estatua de un toro con alas hasta el Tigris y ponerla a flotar en una balsa de tablas de madera y pieles de cabra infladas.

Por más que quisieran, Rassam y Layard no podían embarcar todo para el Museo Británico.

Entre los sitios que excavaron estaba la puerta de Nergal en el muro norteño de Nínive, la misma puerta frente a la que un yihadista de EI se paró en febrero a grabar una diatriba contra el politeísmo y la idolatría del mundo preislámico.

La puerta está flanqueada con lo que Layard describió como "un par de majestuosos toros con cabezas humanas, de 14 pies de largo y todavía enteros, aunque agrietados y averiados por el fuego".

Conocidas como Lamassu, estas bestias eran puestas en las puertas de las ciudades asirias para intimidar a los enemigos y alejar a los espíritus demoníacos.

No pudieron alejar a los vándalos de EI, quienes rompieron la cara del Lamassu con un taladro neumático.

Lamassu asirio que no sobrevivió el presente.

A escondidas de los franceses

A medida que sacaban a Asiria del olvido, Layard y Rassam forjaron una amistad que duró por el resto de sus vidas. Mientras que Layard -como muchos orientalistas europeos- se deleitaba vistiendo atuendos orientales, Rassam hacía lo posible por presentarse como un inglés victoriano.

Cabalgaba por las llanuras de Irak con chaleco y chaqueta, y se convirtió al protestantismo. Pasó 18 meses estudiando en Oxford, desde donde le escribió a Layard: "Prefiero ser un deshollinador en Inglaterra que un pasha en Turquía".

Las excavaciones dependían tanto de Rassam que, cuando Layard se retiró de la arqueología para convertirse en un diplomático y político, el Museo Británico contrató al joven iraquí para que continuara sólo con las excavaciones.

A su retorno a Mosul, demostró una asombrosa devoción a los intereses de su país adoptivo.

Detalle de los tallados del palacio que muestra al rey Asurbanipal cazando leones.


La arqueología era central a esos intereses. En la región del Tigris que estaban explorando, los británicos estaban compitiendo con los franceses por las antigüedades de civilizaciones milenarias.

El primero en excavar Nínive había sido un francés llamado Paul Emile Botta y, aunque él había suspendido sus excavaciones para concentrarse en la aldea cercana Khorsabad, se entendía que el lugar seguía estando bajo la influencia francesa.

No obstante, Rassam estaba en su tierra y no iba a dejar que los tesoros de Nínive terminaran en el Louvre.

Sin ningún tipo de permiso oficial y trabajando al amparo de la oscuridad, Rassam hizo que su equipo cavara en la esquina norteña del montículo.

En diciembre de 1853, casi una semana después de haber empezado a excavar, un enorme pedazo de tierra colapsó y Rassam oyó a sus hombres gritar: "¡Suwar!" ("¡imágenes!").

Allí, a la luz de la Luna, estaban unas placas de piedra que habían sido talladas más de 2.500 años antes para las habitaciones del rey asirio Asurbanipal (quien reinó de 668 a 627 a.C.).

Era arte de una calidad que quitaba el aliento: escenas de una cacería de leones en Mesopotamia, de animales que sucumbían a las flechas del rey; escenas conmovedoras con una intensidad dramática que superaba todo lo que había sido hallado en Medio Oriente antes.

"Las escenas de la cacería de leones datan del período más desarrollado del arte asirio", señala John Curtis, presidente del Instituto Británico para el Estudio de Irak. "Son las tallas en relieve asirias más sofisticadas".

Sólo eso ya hacía del palacio de Asurbanipal uno de los hallazgos más importantes del siglo XIX. Pero además el piso del palacio estaba lleno de restos de la biblioteca del rey.

Aunque no sabía leer escritura cuneiforme y todavía no lo sabía, Rassam había encontrado la tableta número 11: la del diluvio.

El que lo supo

Los cajones que contenían los restos de la biblioteca de Asurbanipal llegaron a Londres cuando George Smith estaba terminando colegio. Como Rassam, Smith no era un miembro natural de la clase establecida victoriana.

Su familia era de clase trabajadora y cuando tenía 14 años había sido aprendiz en una firma de grabadores de billetes de bancos.

El chico era un buen dibujante, pero para cuando empezó a trabajar ya estaba cautivado por las intrépidas aventuras de Layard y por las antigüedades que estaban llegando de Nimrud y Nínive.

A mediados de la década de 1850, Smith pasaba su hora de almuerzo en el Museo Británico, fascinado con las tabletas que habían llegado de los palacios de reyes asirios.

Las tabletas de la biblioteca del rey Asurbanipal fascinaban a Smith.


A sus 20 años, en 1860, Smith ya había empezado a entender tanto la escritura cuneiforme como el idioma acadio en el que la mayoría de las tabletas estaban escritas. Un año más tarde, lo contrataron en el museo para limpiar y organizar las tabletas.

Contaba con una asombrosa memoria visual así que era capaz de reensamblar y descifrar oraciones casi ilegibles que estaban dispersas en cientos de fragmentos quebrados.

No pasó mucho tiempo antes de que Smith, quien nunca había ido a la universidad y nunca había salido de su país, hiciera importantes descubrimientos sobre la historia y literatura del Imperio asirio.

A Smith le complacía el reconocimiento de los otros asiriólogos, pero lo que realmente quería era algo que lo hiciera famoso fuera de ese círculo, algo que justificara que lo enviaran en una expedición a Irak.

En noviembre de 1872, mientras leía la poesía sobre el diluvio, supo que lo había encontrado. Estaba tan entusiasmado, escribió uno de sus colegas, que "corría por todos lados" y "ante el asombro de todos los presentes, empezó a desvestirse".

Dos meses más tarde, George Smith iba camino a Irak para continuar con las excavaciones que habían empezado una generación antes.

Pero sin la gracia de Layard o la astucia de Rassam, le quedó difícil sobrellevar el calor y la miseria del Imperio otomano.

Le horrorizaba la falta de higiene, la comida le producía asco y era demasiado ingenuo para pagar las propinas que le habrían facilitado cualquier transacción.

Sin embargo, no hay duda de que George Smith era un genio.

Para cuando murió en 1876, consumido por la disentería en Alepo, había publicado ocho libros señeros sobre la historia y lingüística asiria, había hecho decenas de grandes descubrimientos arqueológicos y había redescubierto la primera gran obra de la literatura de la historia. Y sólo vivió 36 años.


Traición imperial

Con la muerte de Smith, el Museo Británico volvió a llamar a Rassam, quien pasó a encontrar y excavar la ciudad babilonia de Sippar y a descubrir las grandiosas puertas de bronce del palacio de Balawat, así como a enviar más de 70.000 tabletas cuneiformes a Londres.

Todos estos descubrimientos deberían haberlo hecho famoso, pero para cuando hizo sus últimas expediciones en la década de 1880, Hormuzd Rassam ya estaba siendo borrado de la historia.

(Rassam era) uno de los hombres más honestos y sencillos que he conocido, y sus servicios nunca han sido reconocidosAusten Henry Layard

Sir Henry Rawlinson, quien había sido cónsul británico en Bagdad cuando Rassam estaba haciendo sus excavaciones nocturnas en Nínive, se acreditó el descubrimiento del palacio de Asurbanipal.

Rassam, escribió el diplomático, era sólo un "excavador" que había supervisado el trabajo.

Y aún más insultante fue la insinuación, hecha por uno de los curadores del Museo Británico, de que Rassam se había enriquecido gracias al comercio ilícito de antigüedades que había prosperado gracias a las excavaciones en Irak.

Hormuzd Rassam, a quien le habían impresionado tanto los modales de la élite victoriana y quien había dedicado toda su carrera al servicio del Imperio británico, fue blanco de su esnobismo, racismo y menosprecio.

No pudo encontrar ninguna editorial británica que publicara sus memorias y para cuando murió en 1910 hasta su nombre había sido borrado de las placas y guías para visitantes del Museo Británico.

El único inglés que lo apoyó fue su viejo amigo Layard. Rassam era, escribió Layard, "uno de los hombres más honestos y sencillos que he conocido, y sus servicios nunca han sido reconocidos".

Lo que quedó

Las paredes de los palacios asirios cuentan historias.

"Rassam sigue siendo recordado en Mosul", asegura Lamia al Gailani, arqueólogo iraquí de University College London. "Están muy orgullosos de él".

En Reino Unido, sin embargo, su reputación nunca ha sido completamente rehabilitada.

Una generación después de que él se retiró, la arqueología se convirtió en la búsqueda científica y disciplinada del conocimiento: cada puñado de tierra se empezó a colar, cada semilla y diente a guardar, cada fragmento de cerámica a medir y analizar.

Desde la perspectiva de la arqueología moderna, Layard y Rassam, que habían sido pagados por un poder imperial para sacar obras maestras del arte mesopotámico antes que los franceses, no son más que cazadores de tesoros pagados por el Museo Británico.

"Para los iraquíes, por supuesto, el tema es muy emotivo", dice al Gailani.

"Durante mucho tiempo han ido al Museo Británico a ver esas antigüedades y piensan que deberían devolvérselas a Irak. Pero por el momento guardan silencio pues están conscientes de lo que está pasando en su país, y saben que en el Museo Británico y en el Louvre al menos están a salvo".

No todo el mundo está tan dispuesto a disculpar a los poderes coloniales. No obstante, a pesar de todos los tesoros que Layard y Rassam se llevaron de Mesopotamia, respetaron ciertos límites.

Ilustración de la historia de Jonás, en la que se lo ve después que "el gran pez" lo vomita y él empieza su camino hacia Nínive.


En el más pequeño de los dos antiguos montículos de Nínive había un santuario que los locales llamaban Nebi Yunus. Era el lugar donde estaba enterrado el profeta Jonás, según decían. Durante siglos había sido un lugar de oración y peregrinación para los cristianos y musulmanes de Mosul.

Layard y Rassam sabían que descansaba sobre un palacio real asirio, pero era un lugar sagrado, por lo que no podía ser profanado.

EI, sin embargo, no tiene esos escrúpulos. El 24 de julio de 2014, sus soldados llenaron Nebi Yunus con explosivos y lo volvieron pedazos.

Según Qais Hussein Rashid, el viceministro de Turismo y Antigüedades de Irak, obras de arte que estaban debajo del santuario ya han sido contrabandeadas y están en manos de vendedores privados en Europa.

Hay cientos de sitios antiguos en manos de EI en la actualidad.

Pero bajo los restos de Nebi Yunus hay un lugar inexplorado por arqueólogos, que esconde el palacio del rey asirio Assarhadón y que podría contener importantes tesoros artísticos o literarios del mundo antiguo.

Lo más probable es que nunca lo podremos confirmar.

Ha muerto Eduardo Galeano a los 74 años de edad...



En diciembre de 2001, después del derrumbe de las Torres Gemelas y después que tuviéramos noticias de las terribles sentencias contra Cinco cubanos en Miami por quienes se desató una lucha mundial para que se hiciera justicia, Eduardo Galeano ofreció una entrevista a nuestra editora, Rosa Miriam Elizalde. Recordamos esta conversación como homenaje a este periodista, escritor, hombre entrañable, que sabía expresarse como pocos en el lenguaje y la sensibilidad de nuestros pueblos.

“La solidaridad necesita de la soledad, aunque parezca un contrasentido”, dice  despidiéndonos en la puerta del Hotel Meliá Cohiba, vestido invariablemente de azul y rematando una idea que lo obsesiona: el tiempo para escribir. No le alcanza, y siempre tiene un discurso preparado para quienes lo invitan a congresos y conferencias, el discurso del insustituible aislamiento del escritor que necesita batallar a solas con las palabras. Generalmente quienes lo llaman aceptan sus razones y hasta lo compadecen, pero él termina yendo igual a esos encuentros que lo persiguen por todo el mundo, aunque “lo de este Festival en Cuba es distinto. Yo tengo una relación especial con los organizadores”.

El tiempo es también implacable capataz de esta entrevista. Apenas una hora de conversación -”de todos modos, tú no tienes mucho espacio”, me consuela-, en la que quedan muchas preguntas fuera, pero no el Eduardo Galeano que una se ha imaginado después de leerlo en los libros y perseguirlo en los periódicos. Habla como escribe, le encanta que pirateemos todos sus artículos y hace bromas tiernas, como el niño que es y que cualquiera adivinaría en El libro de los abrazos. Mi compañero de faena, Angelito, quiere enseñarle la fotografía que le ha hecho y que aparece en la pantallita de la cámara digital. “No, por favor, yo no me miro porque me da mala suerte. A menos que ya hayan inventado la cámara que le devuelve el pelo a la gente.”

ESTO ES UN GENOCIDIO: 4 millones de muertos en Afganistán, Pakistán e Irak desde 1990


JPEG - 38.5 KB

En los países occidentales, la opinión pública vive convencida de que el colonialismo es cosa del pasado, cree que sus Estados ya no practican las matanzas en masa. La realidad es muy diferente. Varias asociaciones internacionales acaban de demostrar que sólo en Afganistán, Pakistán e Irak, las guerras impuestas por las naciones occidentales ya han dejado probablemente más de 4 millones de muertos

Vistas desde Asia, las guerras occidentales no han aportado ayuda ni democracia. Tampoco han vengado los atentados del 11 de septiembre de 2001. Sólo han sembrado muerte y desolación.

Un importante estudio demuestra que la «guerra contra el terrorismo» encabezada por Estados Unidos ha matado a 2 millones de personas. Pero sólo se trata de un conteo parcial de las muertes de las que Occidente es responsable en Irak y Afganistán desde hace más de 2 décadas.
El mes pasado, Physicians for Social Responsibility (PSR), prestigiosa ONG con sede en Washington DC, publicó un estudio clave [disponible para su descarga a través del vínculo que aparece al final de este trabajo]. Ese estudio demuestra que el balance sobre las pérdidas de vidas humanas de más de una década de «guerra contra el terrorismo», desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, se eleva como mínimo a 1,3 millones de muertos. Según esta ONG, ese conteo podría alcanzar incluso los 2 millones.

Encuentro con las YPJ en Kobane (mediados de Febrero)

Publicamos la siguiente entrevista realizada por una persona que se encuentra de viaje por Rojava y a la que agradecemos que nos la haya enviado por email.
Screenshot
Después de varios días de espera en Kobane, finalmente, se crean las condiciones para encontrarnos con las mujeres combatientes, en lucha contra el Isis. Entramos en su “casa”, en su base de operaciones – el lugar en que comparten emociones y  organizan las batallas. Presentes con nosotros dos traductores. Nos reciben en una pequeña habitación con estufa, con imágenes en las paredes de mártires mujeres y hombres. Nos preguntamos: “¿Quién es?” – indicando un póster de una combatiente con rostro de mujer. Una YPJ responde “es una de nuestras mártires, de hace ya algunos años.” Nos sentamos en círculo en el suelo cubierto de alfombras y acomodado con colchones y cojines, y empezamos a hablar.
Inicialmente hay cinco mujeres. Tres de ellas más elocuentes, de la que permanecerán dos hasta el final del encuentro. 
Las siguientes son las preguntas que hicimos, con las respuestas de las mujeres. No hemos adjunto ni vídeos ni grabaciones; por cuestiones de seguridad, las mujeres han preferido no ser grabadas ni en imagen ni en voz. Así pues, más allá de nuestra memoria, el testimonio escrito es lo que queda de esta reunión – con la esperanza de que se pueda mostrar, al menos en una pequeña parte, el poder de esta corta pero intensa experiencia: