domingo, 17 de marzo de 2019

¿Pueden Venezuela y sus vecinos ‎sobrevivir a la guerra que ya se anuncia?

Para poder enfrentar la crisis que desestabiliza Venezuela, al igual que las que ‎comienzan en Nicaragua y Haití, es necesario analizarla. Thierry Meyssan retoma en ‎este artículo las tres hipótesis que tratan de interpretarla y expone argumentos en favor ‎de una de ellas. También se refiere a la estrategia de Estados Unidos y a la manera de ‎afrontarla.



Venezuela se divide hoy entre la legitimidad del presidente de la República constitucionalmente electo, Nicolás Maduro, y la del presidente de la Asamblea Nacional, Juan ‎Guaidó. ‎
Guaidó se autoproclamó «presidente encargado de Venezuela», invocando los artículos 223 y ‎‎233 de la Constitución. Pero basta con leer ambos artículos para comprobar que no se aplican a ‎la situación existente en Venezuela y que no es posible invocarlos para legitimar la posición que ‎Guaidó pretende reclamar. A pesar de ello, Estados Unidos, los países del «Grupo de Lima» y ‎ciertos gobiernos de países miembros de la Unión Europea afirman que Juan Guaidó tiene derecho ‎a la función que pretende usurpar. ‎
Entre quienes respaldan al presidente Nicolás Maduro, algunos aseguran que Washington está ‎reproduciendo el derrocamiento de un gobierno de izquierda, según el modelo de lo que ‎Estados Unidos hizo contra el presidente chileno, Salvador Allende, en 1973, bajo la ‎administración de Richard Nixon. ‎
Otros, luego de ver las revelaciones de Max Blumenthal y Dan Cohen sobre el historial de Juan ‎Guaidó, piensan, al contrario, que se trata de una ‎‎«revolución de color», como las que ya vimos bajo la presidencia de George W. Bush.

En todo caso, ante la agresión de un enemigo mucho más fuerte que nosotros es crucial ‎identificar sus objetivos y entender los métodos que utiliza. Sólo tienen posibilidades de sobrevivir ‎quienes sean capaces de prever los golpes que van a recibir. ‎

Tres hipótesis predominantes

Es completamente lógico que los latinoamericanos comparen lo que están viviendo a lo que ya ‎vivieron en el pasado, como el golpe de Estado de 1973 en Chile. Pero sería arriesgado para ‎Washington tratar de reproducir el escenario aplicado contra Chile hace 46 años. Sería un error ‎porque todo el mundo conoce hoy los detalles de aquella manipulación. ‎
Al mismo tiempo, la revelación de los vínculos de Juan Guaidó con la National Endowment for ‎Democracy (NED) y con el equipo del estadounidense Gene Sharp hace pensar en una «revolución ‎de color», y más aún teniendo en cuenta que ya hubo en Venezuela una operación de ese tipo, ‎en 2007, cuando terminó en un fracaso. Pero, una vez más, sería arriesgado para Washington ‎tratar de aplicar nuevamente un plan que ya fracasó hace 12 años. ‎
Para entender las intenciones de Washington, debemos empezar por conocer su plan de batalla. ‎
El 29 de octubre de 2001, o sea mes y medio después de los atentados registrados en ‎Nueva York y el Pentágono, el secretario de Defensa Donald Rumsfeld creó una estructura ‎llamada Office of Force Transformation (Oficina de Transformación de la Fuerza) cuya misión ‎consistiría en revolucionar las fuerzas armadas estadounidenses, cambiar su mentalidad para que ‎respondiesen a un objetivo radicalmente nuevo tendiente a garantizar la supremacía de ‎Estados Unidos a nivel mundial. Rumsfeld puso esa tarea en manos del almirante Arthur ‎Cebrowski, quien ya había trabajado en la creación de una red digital que abarcaba todas las ‎unidades militares y había participado, en los años 1990, en la elaboración de una doctrina de la ‎guerra en red (Network-centric warfare).‎
El almirante Cebrowski llegaba con una estrategia ya elaborada que presentó no sólo en el ‎Pentágono sino en casi todas las academias militares estadounidenses. A pesar de su importancia, ‎su trabajo interno en las fuerzas armadas no se conoció hasta que se publicó un artículo en la ‎revista Vanity Fair. La argumentación de Cebrowski fue publicada por su asistente, Thomas ‎Barnett. ‎Por supuesto, esos documentos no son obligatoriamente fieles al pensamiento imperante en el ‎Pentágono, pensamiento que ni siquiera tratan de explicar, limitándose a justificarlo. En todo ‎caso, la idea principal es que Estados Unidos debe tomar el control de los recursos naturales de ‎la mitad del mundo, no para utilizarlos para sí mismo sino para estar en posición de decidir quién ‎podrá utilizarlos. Para lograr ese objetivo, tendrá que destruir en esas regiones cualquier poder ‎político que no sea el de Estados Unidos y acabar con las estructuras mismas de los Estados en ‎los países existentes en esas regiones. ‎
Oficialmente, nunca se inició la aplicación de esa estrategia. Pero lo que estamos viendo desde ‎hace 20 años coincide precisamente con lo que se describe en el libro de Barnett. ‎
Primeramente, en los años 1980 y 1990, tuvo lugar la destrucción de la región africana de los ‎‎«Grandes Lagos». Lo que se recuerda de aquello es el episodio del genocidio perpetrado en ‎Ruanda y sus 900 000 muertos, pero el hecho es que toda la región fue devastada por una serie de ‎guerras que arrojaron un total de 6 millones de muertos. Resulta sorprendente comprobar que, a ‎‎20 años de aquellos hechos, numerosos países de la región aún no logran restaurar su soberanía ‎sobre el conjunto de sus territorios. Ese episodio es anterior a la doctrina Rumsfeld-Cebrowski, ‎así que no sabemos si el Pentágono había previsto lo que allí sucedió o si concibió su plan ‎mientras destruía aquellos Estados. ‎
Posteriormente, en los años 2000 y 2010, vino la destrucción del «Medio Oriente ampliado», ya ‎después de la doctrina Rumsfeld-Cebrowski. Por supuesto, es posible creer que lo sucedido en ‎esta otra región fue una sucesión de intervenciones «democráticas», de guerras civiles y de ‎revoluciones. Pero, además de que las poblaciones implicadas cuestionan la narración dominante ‎de esos acontecimientos, también podemos comprobar en este caso que las estructuras de los ‎Estados fueron destruidas y que no ha sido posible restaurar la paz después del fin de las ‎operaciones militares. Actualmente, el Pentágono está retirándose del «Medio Oriente ‎ampliado» y se prepara para desplegarse en la «Cuenca del Caribe». ‎
Una buena cantidad de elementos demuestran que nuestra comprensión anterior de las guerras de ‎George W. Bush y de Barack Obama era incorrecta y que esos mismos elementos corresponden a ‎la perfección con la doctrina Rumsfeld-Cebrowski. Esta lectura de los hechos no es por tanto ‎resultado de una coincidencia con la tesis de Barnett y nos obliga a revisar bajo otro ángulo todo ‎lo que hemos visto. ‎
Si adoptamos esta manera de pensar, tenemos que plantearnos que el proceso de destrucción de ‎la Cuenca del Caribe comenzó con el decreto del presidente Barack Obama, emitido el 9 de marzo ‎de 2015, según el cual Venezuela amenaza la seguridad nacional de los Estados Unidos de ‎América. Puede parecer que eso pasó hace mucho tiempo, pero no es así. Basta recordar que ‎el presidente George W. Bush firmó la Syrian Accountabilit Act en 2003, pero las operaciones ‎militares contra Siria comenzaron 8 años más tarde, en 2011. Era el tiempo que necesitaba ‎Washington para crear las condiciones necesarias para la agresión. ‎

Los ataques contra la izquierda
anteriores a 2015

Si este análisis es correcto tenemos que plantearnos que los acontecimientos anteriores a 2015 –‎el golpe de Estado de 2002 contra el presidente Hugo Chávez, el intento de revolución de color ‎de 2007, la Operación Jericó en febrero de 2015 y las primeras guarimbas ‎ respondían a una ‎lógica diferente, mientras que lo sucedido después (el terrorismo de las guarimbas, en 2017) ‎es parte del plan actual. ‎
Mi reflexión se basa también en el conocimiento que he acumulado sobre esos elementos. ‎
Por ejemplo, en 2002 publiqué un análisis del golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez y ‎relataba el papel de Estados Unidos detrás de FEDECAMARAS –la organización de los patrones ‎venezolanos. El presidente Hugo Chávez quiso verificar lo que yo había escrito y envió dos ‎emisarios a verme en París. Uno de ellos fue promovido a general y el otro es hoy una de las ‎principales personalidades de la República Bolivariana. El fiscal Danilo Anderson utilizó mi trabajo ‎en sus investigaciones y fue asesinado por la CIA en 2004. ‎
Por otro lado, en 2007, estudiantes trotskistas iniciaron un movimiento contra la decisión de ‎no renovar la licencia de RCTV, una estación de radio y televisión que transmitía en Caracas. Hoy ‎sabemos, gracias a Blumenthal y Cohen, que en aquella época Juan Guaidó ya estuvo implicado en ‎aquel movimiento y que recibió entrenamiento de discípulos del teórico de la no violencia Gene ‎Sharp. En vez de reprimir los excesos de aquel movimiento, lo que hizo el presidente Hugo ‎Chávez –en ocasión de la firma de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ‎‎(ALBA), el 3 de junio– fue leer a los participantes un artículo que yo escrito sobre Gene Sharp y su ‎concepción de la no violencia al servicio de la OTAN y de la CIA . Al darse cuenta de que habían sido manipulados, ‎numerosos manifestantes abandonaron la protesta. Sharp trató de negar torpemente los hechos, ‎escribiéndole al presidente Hugo Chávez y a mí mismo. Y logró crear cierta confusión en el ‎seno de la izquierda estadounidense, donde era visto como una personalidad respetable y ‎no vinculada al gobierno de Estados Unidos. El profesor Stephen Zunes asumió la defensa de ‎Sharp pero, ante el peso de las pruebas, Sharp acabó cerrando su instituto y dejando el espacio a ‎Otpor y al Canvas.‎
Volvamos ahora al periodo actual. Por supuesto, el reciente intento de asesinato contra el ‎presidente Nicolás Maduro hace pensar en todo lo que se hizo para acabar con el presidente ‎chileno Salvador Allende. También es cierto que las manifestaciones convocadas por el presidente ‎de la Asamblea Nacional Juan Guaidó hacen pensar en una revolución de color. Pero eso ‎no contradice mi análisis. Hay que recordar que en Libia hubo un intento de asesinato ‎contra Kadhafi poco antes del inicio de las operaciones militares contra la Yamahirya. ‎En Egipto, cuando los discípulos de Gene Sharp dirigieron las primeras manifestaciones contra ‎el presidente Hosni Mubarak, incluso distribuyeron una versión en árabe del manual que ya habían ‎utilizado en otros países. Sin embargo, como lo demostraron los acontecimientos posteriores, en Egipto ‎no se trataba de un golpe de Estado ni de una revolución de color. ‎

Prepararse para la guerra

Si mi análisis es correcto –y por ahora todo parece indicar que sí lo es– hay que prepararse para ‎una guerra, no sólo en Venezuela sino en toda la Cuenca del Caribe. Nicaragua y Haití también ‎están desestabilizados. ‎
Esa guerra será impuesta desde el exterior. Su objetivo ya no será derrocar gobiernos de ‎izquierda para reemplazarlos por los partidos de derecha, aunque así lo indiquen las apariencias. ‎En el desarrollo de los acontecimientos se perderán las distinciones entre esos bandos. Poco ‎a poco, todos los sectores de la sociedad se verán amenazados, sin distinción de ideología ni de ‎clase social. ‎
Asimismo, los demás países de la región no podrán mantenerse al margen para escapar a la ‎tempestad. Los que crean que lograrán protegerse sirviendo de base de retaguardia a las ‎operaciones militares también serán parcialmente destruidos. Deben saber que, aunque la prensa ‎raramente menciona esto, ciudades enteras han sido arrasadas en la región de Qatif, en Arabia ‎Saudita, a pesar de que ese país es el principal aliado de Washington en el «Medio Oriente ‎ampliado». ‎
Según el esquema ya visto en los conflictos de la región africana de los Grandes Lagos y en el ‎Medio Oriente ampliado, esa guerra se desarrollaría por etapas:‎
- En primer lugar, destrucción de los símbolos del Estado moderno, con ataques ‎contra monumentos históricos o museos dedicados a la memoria de Hugo Chávez. Son acciones ‎que pueden no causar víctimas pero que atentan contra la conciencia colectiva de la población.
- Introducción de armas y financiamiento para la organización de “manifestaciones” que acabarán ‎en actos de violencia. La prensa dominante divulgará a posteriori explicaciones imposibles de ‎verificar sobre los crímenes, que serán atribuidos al gobierno como actos de represión contra ‎pacíficos manifestantes. Como lo que se busca es sembrar la división, es importante que ‎la policía crea haber sido tiroteada por la multitud y que la multitud crea al mismo tiempo que ‎la policía ha disparado contra ella.
- La tercera etapa consiste en organizar sangrientos atentados por todo el país. Eso requiere muy ‎pocas personas, basta con dos o tres equipos que circulen a través del país ‎[Este esquema ya fue utilizado con éxito contra Libia y Siria.]]‎.
- Sólo entonces será útil el envío de mercenarios extranjeros. En las guerras más recientes, ‎Estados Unidos envió a Irak y Siria al menos 130 000 extranjeros, a los que se agregaron unos ‎‎120 000 elementos armados locales. Se trata de ejércitos muy numerosos pero mal entrenados. ‎
El ejemplo de Siria demuestra que es posible defenderse. Pero hay medidas que deben adoptarse ‎urgentemente:
- Por iniciativa del general Jacinto Pérez Arcay y del presidente de la Asamblea Nacional ‎Constituyente, Diosdado Cabello, oficiales superiores venezolanos ya estudian las nuevas formas de lucha (la guerra ‎de 4ª generación). Pero sería importante enviar delegaciones militares a Siria para que sus ‎miembros puedan comprobar en el terreno cómo se desarrollaron los acontecimientos. Esto es ‎muy importante ya que este tipo de guerra no se parece a las anteriores. Por ejemplo, ‎en Damasco –la capital siria– la mayor parte de la ciudad está intacta, pero algunos barrios están ‎totalmente devastados, como Stalingrado después de la arremetida de los nazis. Eso implica el uso ‎de técnicas especiales de lucha.
- Es fundamental instaurar la unión nacional entre todos los patriotas. El presidente debe lograr ‎una alianza con la oposición nacional e incluir en su gobierno a algunos de sus líderes. ‎No se trata de encontrar o no simpático al presidente Maduro. Lo que se impone en la actual ‎coyuntura es luchar junto a él para salvar el país.
- El ejército debe formar una milicia popular. En Venezuela ya existe una, con unos 2 millones de ‎combatientes, pero no parece estar entrenada. Los militares rechazan generalmente la idea de ‎poner armas en manos de los civiles, pero los habitantes de un barrio son los más indicados ‎para defenderlo, precisamente porque conocen a todos sus habitantes.
- Será necesario emprender importantes trabajos de fortificación alrededor de los edificios del ‎Estado, de las sedes de los cuerpos armados y de los hospitales, en aras de garantizar su ‎seguridad a toda costa. ‎
Son medidas que deben adoptarse urgentemente, sobre todo porque concretarlas es complicado ‎y lleva tiempo… y el enemigo está ya casi listo. ‎

viernes, 21 de septiembre de 2018

La 'teoría del todo' sobre el derribo del Il-20 ruso en las costas sirias


La catástrofe del avión de reconocimiento ruso Il-20 en Siria fue atribuida a 'las acciones provocadoras' de Israel, condenadas por la Defensa de Rusia y comentadas de una manera bastante escueta por el presidente ruso. Esta y otras discrepancias aparentes las pretende explicar una teoría ofrecida por analistas extranjeros.

En la física teórica, la llamada 'teoría del todo' es una hipotética explicación de todos los fenómenos físicos a la vez, una que conecte todas las interacciones fundamentales de la naturaleza en un solo modelo carente de vacíos.

A pesar de todos los obstáculos, docenas de científicos de renombre están buscando este Santo Grial de la ciencia y están creando en este proceso conceptos tan peculiares como la famosa teoría de cuerdas.

Este deseo de explicarlo todo se manifiesta muy a menudo en otros ámbitos. En la política y geopolítica, las ideas más inusuales suelen considerarse como 'teorías de conspiración'. Pero a veces surgen explicaciones capaces de llenar todos los vacíos de manera coherente y, como mínimo, ofrecer una explicación para una mente ansiosa de respuestas.

Hay una teoría surgida en los círculos de análisis independientes sobre las razones reales de la caída del avión de reconocimiento ruso Il-20 que es:
  • una explicación un poco descabellada,
  • lo suficiente creíble desde el punto de vista de la coyuntura actual, y
  • capaz de explicar ciertas cosas que hasta la fecha parecen ilógicas.

¿De qué teoría se trata?

El 'complot' franco-israelí

Tom Luongo y Joachin Flores argumentan que el Il-20 fue derribado por Francia con el fin de provocar un ataque de respuesta ruso contra la fragata Auvergne. Los aviones israelíes estaban presentes en la zona para dar legitimidad a la versión del 'fuego amigo' de la defensa antiaérea siria y así presentar a Rusia como la 'agresora' de un miembro de la OTAN.

La teoría tiene también una versión 'suavizada', que reconoce el Il-20 como víctima involuntaria de las maniobras de los cazas israelíes, pero que considera culpable a Auvergne por lanzar sus misiles mar-tierra contra la base rusa con el fin de provocar la respuesta militar de Moscú.

Con el objetivo de lograr un mayor dramatismo, partimos de los puntos iniciales.

Es descabellada porque se parece mucho a una teoría de conspiración. Sin embargo, no lo es del todo porque las escenificaciones y ataques de 'falsa bandera' hace tiempo que forman parte de las contiendas geopolíticas. No son una novedad.

Es creíble ya que una provocación bélica no es algo fuera de lo normal en las zonas de conflicto. De las maniobras a gran escala a los disparos de advertencia y hasta los ataques directos con víctimas mortales —todos estos ejemplos ya tuvieron lugar en Siria—, un choque militar es posible. No obstante, es poco creíble porque esta teoría sugiere que muchas personas en los altos niveles de poder perdieron el sentido común (algo tampoco imposible en el mundo de hoy).

Es capaz de explicar varios factores 'fuera de lo normal' que rodearon la caída del avión Il-20. Pero al mismo tiempo, choca con el concepto de la 'navaja de Ockham', que entre las explicaciones de un mismo suceso llama a favorecer la más probable y más sencilla. Y esta teoría no tiene nada de sencilla.

Sin importar si es verdad o fantasía, la teoría de Luongo y Flores es un drama geopolítico digno de una novela de ficción. Les invito a conocer las conclusiones de los dos autores, mezcladas libremente con mis propias adiciones.


'Puntos blancos' en el derribo del Il-20

Luongo y Flores, en artículos separados, llaman la atención a ciertas irregularidades en la cobertura mediática y las reacciones de los altos cargos rusos al derribo del avión Il-20.

Aspectos mediáticos:

Primero, recuerdan que los primeros mensajes sobre la desaparición de la aeronave mencionaron "el lanzamiento de misiles por la fragata francesa Auvergne" justo antes de la desaparición, sin precisar el tipo de misiles lanzados. Cabe señalar que el Il-20 es capaz de recoger y enviar datos de inteligencia en tiempo real.

Segundo, en los primeros momentos tras la desaparición del avión ruso, Francia se apresuró a negar su implicación en la posible catástrofe, sin que nadie la acusara de esto.

Tercero, antes de cualquier comunicado de la Defensa rusa, las fuentes estadounidenses comentaron a los medios norteamericanos que la versión principal de EEUU era la del 'fuego amigo' de la defensa antiaérea siria contra la aeronave rusa. Antes de que alguien en Rusia ofreciera una versión propia.

Cuarto, la Defensa rusa culpó a Israel en términos contundentes, mientras que el comentario del presidente ruso resultó moderado y hasta evitó culpar a Tel Aviv por la pérdida del avión. En el caso de Turquía, el derribo del Su-24 ruso causó un prolongado conflicto político y económico. Mientras, la fragata francesa fue olvidada por los altos cargos rusos.

Quinto, el presidente sirio, Bashar Asad, tardó dos días en dar sus condolencias sobre el derribo, a pesar de que la parte rusa había declarado ya a los militares sirios como responsables involuntarios de la catástrofe. Para comparar, los altos cargos de los países de la coalición estadounidense —formalmente rivales en el tema sirio— mandaron sus condolencias al día siguiente. Además, la parte siria ni siquiera comentó el suceso antes de que la Defensa rusa expusiera su versión.


Aspectos tecnológicos

Los expertos destacan que la teoría de un derribo involuntario, causado por un misil del sistema S-200 que optó por un blanco más 'visible' entre el Il-20 ruso y uno de los F-16 israelíes, aunque posible, provoca dudas.

Luongo y Flores argumentan que como los sistemas de defensa antiaérea de Siria y de Rusia están interconectados, sería poco probable que los sirios 'se confundieran' o arriesgaran a impactar contra el Il-20 en su deseo de atacar un F-16.

En este sentido, se puede agregar que los S-200 son misiles antiaéreos de largo alcance destinados a derribar bombarderos enemigos y no atacar misiles de crucero ni cazas tácticos: para esto, se usan los sistemas más modernos, como los S-300 y S-400, o los de mediano y corto alcance. Y en caso de riesgo de 'fuego amigo', los sirios, capacitados por los rusos, deberían haber limitado sus medidas con sistemas de defensa antiaérea de menor alcance.


¿Cómo la 'teoría del todo' explica las discrepancias?

Los argumentos de los autores se resumen en lo siguiente:

  1. Los aviones israelíes están realizando un ataque contra los objetos del Ejército sirio en Latakia, la provincia con mayor presencia de fuerzas rusas en el país, sin prevenir a Moscú de antemano del ataque. Ambas cosas inusuales para Israel, dado el cumplimiento riguroso del acuerdo sobre la prevención de incidentes con Moscú en el pasado y el historial impecable de esta cooperación.
  2. La fragata Auvergne lanza sus misiles antiaéreos contra el Il-20 ruso. La tripulación detecta el lanzamiento en tiempo real e informa de este hecho al mando ruso en Siria, que, por el momento, cree que se trata de los misiles de crucero mar-tierra. El avión es derribado y desaparece de los radares. Según la versión 'suavizada', los misiles de Auvergne se dirigen contra la base rusa, y en el caos del fuego antiaéreo el Il-20 cae derribado por el 'fuego amigo'.
  3. Rusia, argumentan los analistas, enseguida entiende todo y se enfrenta con una decisión: lanzar un ataque de respuesta contra Auvergne o evitar caer en esta trampa. En el primer caso, cualquier esperanza de tener buenas relaciones con Francia y Europa sería destruida por décadas, con el riesgo de desatar una guerra a gran escala con la OTAN. En el segundo caso, Moscú sacrificaría su imagen internacional y tendría problemas a lo interno del país por no responder a Israel, lo que sería perjudicial para los gobernantes y dañaría personalmente la imagen de Vladímir Putin.
  4. Un ataque contra la fragata no se hubiera podido justificar. Israel y Francia, así como EEUU, ya pusieron en marcha el guion de 'fuego amigo' (con el 'oportuno' ataque aéreo israelí, las declaraciones de París y de las fuentes militares estadounidenses). El peso de las palabras de Moscú, ya demonizada y presentada como agresora durante años, no hubieran valido para nada contra la postura conjunta de 'la comunidad internacional', como se autodenomina Occidente. Las relaciones con Francia hubieran resultado destrozadas y Moscú se hubiera enfrentado con una crisis diplomática a una escala sin precedentes (además de una inminente guerra sin cuartel en Siria).
  5. Moscú opta por analizar la situación con mente fría. Por eso la población no tuvo acceso inmediato a la información oficial: ni la Defensa ni el Kremlin publicaron comunicados oficiales durante varias horas. En casos anteriores, la información sobre las bajas militares se publicó más rápidamente.
  6. Al ver las señales del guion occidental —el del 'fuego amigo' sirio—, Rusia decide aceptar la narrativa ofrecida y 'confirma' que fue un S-200 el que causó la catástrofe, sostienen los autores. Los sirios, inicialmente, no están al tanto de la situación y no comentan lo sucedido. Por eso, el presidente Bashar Asad guarda silencio durante dos días y solo el representante sirio en la ONU comenta la caída del avión. Al fin y al cabo, el mandatario sirio envía sus condolencias a Putin y casi repite por palabra la postura de Moscú.
  7. La versión oficial se consolida: el 'fuego amigo' de un S-200 sirio impacta contra un Il-20 después de fallar en alcanzar un F-16 israelí, un avión más rápido y de menor tamaño. Fue una cadena de "coincidencias trágicas", según lo declarado por Vladímir Putin.


Mientras, la fragata francesa deja de ser mencionada por los altos cargos. Israel, que proporcionó la cobertura necesaria para la versión del 'fuego amigo', resulta formalmente condenado de acciones provocativas sin lanzar una acusación directa (la Defensa rusa lo hizo, pero el presidente Putin suavizó la retórica). La crisis militar, política y diplomática, destinada a destruir todos los logros de Moscú y Damasco en la lucha contra los terroristas y posiblemente causar una escalada bélica entre Rusia y la OTAN, ha sido prevenida.


Motivación de las partes

Un crimen debe tener una triada de factores: el motivo, la oportunidad y la herramienta.

Para Francia e Israel, y posiblemente para EEUU, el motivo era causar una escalada bélica con Rusia y revertir todos los logros de la guerra en Siria a su favor; la oportunidad se la sirvió en bandeja de plata la presencia de un avión de reconocimiento ruso en el radio de alcance de los S-200 sirio (su trayectoria de vuelo seguramente habría sido comunicada con anticipación a las partes interesadas); y las herramientas, el grupo de cazas israelíes y la fragata Auvergne.

Luongo y Flores destacan que Israel como actor solitario no tiene motivos creíbles para recurrir a esta artimaña. Moscú aceptó ataques aéreos israelíes contra las fuerzas iraníes en Siria a cambio de la retirada del apoyo israelí a los terroristas, algo que Tel Aviv aprovechó al máximo con sus más de 200 ofensivas aéreas impunes.

Además, todos los acuerdos sobre la prevención de incidentes se cumplían con rigor, los Ejércitos ruso e israelí estaban en constante contacto y jamás los ataques aéreos de Tel Aviv causaron víctimas en el contingente ruso. La cooperación era sólida y funcionó bien. ¿Para qué romperla de una manera tan descarada?

En cuanto a Francia, tras las declaraciones de Emanuel Macron sobre la posibilidad de bombardear Siria en caso de un hipotético 'ataque químico', junto con su lealtad indiscutible hacia EEUU y una tasa de aprobación en declive, no se puede descartar que el líder galo pudiera haber aceptado participar en una aventura militar multinacional, 'seducido' por la victoria en Siria, un excolonia francesa.

Tampoco se debe olvidar que fue Francia, y no EEUU, la líder de las fuerzas de la OTAN en la destrucción de Libia, un país que durante décadas se opuso a la expansión francesa en el Norte de África, al igual que Siria resiste la vuelta de Francia en el Levante. Así que el papel de punta de lanza de la Alianza Atlántica no es ajeno para París.

Mientras que el papel de Washington en la situación puede parecer muy limitado. Los analistas difieren sobre por qué esto es así.

Luongo cree que el presidente de EEUU, Donald Trump, y el secretario de Defensa, James Mattis, rechazaron participar en la provocación, que va en contra de sus intereses de sacar las tropas de Siria en algún momento oportuno.

A su vez, Flores sugiere que desde el inicio todo fue un plan de Washington, destinado a romper las relaciones de Moscú con París, una de las capitales más importantes de Europa. Además, el 19 de septiembre un grupo aeronaval estadounidense llegó al Mediterráneo, lo que lleva a preguntar: ¿son unas maniobras planeadas o una fuerza de combate en caso de una escalada bélica inminente?

Para darle crédito a este argumento, Luongo recuerda que EEUU desató más de una vez guerras basadas en hechos que pudieran haber sido prevenidos por las autoridades, como pasó con el golfo de Tonkín (Vietnam) y Pearl Harbor (Japón). Se puede agregar a esta lista la tragedia del 11S, que llevó a casi dos décadas de conflictos y la destrucción de varios países.

Según apunta el analista, "las manipulaciones mediáticas son una herramienta de EEUU para mantener el sentimiento de 'una guerra justa' en su población", sobre todo cuando se trata de respuestas a las tragedias lejanas.


La reacción de Putin

Si, de hecho, la teoría presentada es veraz (y reitero una vez más que es solo una opinión expresada por dos autores, sin ninguna confirmación independiente en absoluto), los dos expertos coinciden en que la jugada de Rusia en esta crisis resultó totalmente inesperada para los atacantes.

Con la moderación no solo a la hora de responder militarmente al ataque del Auvergne o de los F-16 israelíes, sino también a la hora de denunciar al culpable —con Francia, que ya no se menciona, e Israel, condenado por el comportamiento hostil y no por el derribo—, Rusia arrebató la iniciativa a la coalición estadounidense y previno una escalada ya 'programada' y puesta en marcha en los medios occidentales.

Todas las partes salvo, irónicamente, EEUU, viven un momento de confusión desde la caída del avión ruso.

Israel, inicialmente, rechazó comentar su ataque aéreo contra Siria y su posible implicación en el derribo del avión. Luego, el Ejército israelí publicó un mensaje en el que culpa a los sirios, a Irán y a Hizbulá, y expresa sus condolencias por la tragedia. La representante diplomática israelí citada al Ministerio de Exteriores ruso guarda silencio. Benjamin Netanyahu, al ser reprochado por Vladímir Putin por las irresponsables acciones, sostiene que los aviones israelíes habían abandonado la zona de la tragedia mucho antes de que los sirios dispararan su S-200, tratando así de persuadir al Kremlin de que no fue su culpa. Netanyahu envió al jefe de las Fuerzas Aéreas de Israel a Moscú para presentar los datos de los radares y así 'salvar' los acuerdos vigentes sobre la impunidad de los ataques israelíes en Siria.

Francia rechazó rotundamente su implicación en la caída del Il-20 incluso antes de que Rusia confirmara la catástrofe, mientras que en ningún momento los altos cargos rusos acusaron a París del ataque, ni tampoco los políticos de otros niveles sugirieron alguna implicación de Francia en el asunto. París sigue defendiéndose de las acusaciones del derribo… que nunca tuvieron lugar, según un colaborador de Sputnik Francia. Francia expresó sus condolencias y ofreció asistencias en la misión de búsqueda.

Rusia tampoco evitó sorpresas en su cobertura mediática. Mientras informaciones controversiales o no corroboradas son una parte innata de los 'breaking news' (noticias urgentes, en desarrollo), las catástrofes de esta envergadura —la segunda de este tipo en Siria tras la caída del avión An-26 que se cobró 39 vidas en marzo pasado— suelen recibir una atención total y completa tanto por parte de la Defensa como por los medios del país y la información suele llegar de manera bastante rápida. Algo que, subjetivamente, no fue el caso con el Il-20.

Siria resultó ser el actor más desconcertado. La agencia estatal SANA comunicó sobre la desaparición del avión, pero luego se concentró en la defensa contra los misiles de crucero y las destrucciones causadas por el ataque israelí. Luego la agencia publicó las declaraciones de la Defensa rusa sobre la responsabilidad de Israel y del presidente Putin sobre la ilegalidad de los ataques israelíes en Siria.

En ningún artículo se da una explicación detallada de las causas del derribo —el misil S-200 sirio—, y en la mayoría de los casos no se menciona que los militares sirios fueron involuntariamente responsables. Se puede tratar esta peculiaridad como acto propagandista para 'esconder' la culpa de los sirios, pero en el marco de la teoría de Luongo y Flores, también puede ser una forma de no estar de acuerdo con la necesidad de aceptar una responsabilidad no merecida.

Los dos días que tardó Bashar Asad en comentar la tragedia también son algo sospechosos, dado que la Defensa rusa declaró un S-200 sirio como culpable del derribo al día siguiente después de la catástrofe.

EEUU sale de este situación con la postura más coherente, quizá porque el país no participó activamente en la discusión. En los primeros momentos tras el derribo, las fuentes estadounidenses comentaron a sus medios que se trataba del 'fuego amigo' y no del ataque de los cazas israelíes contra el Il-20. La única, aunque importante peculiaridad de su reacción, es que nadie habló del 'derribo' en aquel momento: se habló de la desaparición de los radares en medio de un ataque de los F-16 y, posiblemente, de los lanzamientos de misiles por la fragata francesa. También, los altos cargos del país expresaron su pésame.


Conclusión

El primer artículo de Tom Luongo, en el que parte de la idea de que de Francia e Israel buscaban atacar las posiciones rusas y sirias con misiles mar-tierra y aire-tierra con el objetivo de provocar una respuesta bélica y que el Il-20 resultó ser una víctima no planeada, está disponible en inglés en el portal Strategic Culture.

Luongo señala también que Rusia usará el pretexto de la culpa de Israel para cerrar los cielos sirios para los aviones israelíes, o suministrar a Damasco sistemas más modernospara sustituir los S-200 obsoletos y, ahora, 'peligrosos'.

El artículo de Joachin Flores, en el que investiga minuciosamente el desarrollo de la cobertura mediática y de las reacciones de las partes involucradas en la catástrofe, está disponible en el portal Fort-Russ.

Finalmente, el segundo artículo de Tom Luongo, en el que se comparte las conclusiones de Flores y analiza en detalle la reacción del presidente ruso, está publicado en su página web personal.

Para concluir, quisiera reiterar una vez más que se trata de una teoría no corroborada, basada en opiniones personales de dos autores extranjeros, sin ninguna confirmación oficial por ninguna de las partes involucradas.

Si no está confirmada, ¿qué hace aquí? Pues está en mi blog como una especie de 'thriller' geopolítico, que, por poco probable que parezca, es teóricamente posible. En el pasado, provocaciones menores sellaron destinos de países enteros y tardaron años para que la verdad saliera a la superficie. Sea un caso parecido o no, es normal para el ser humano buscar explicaciones, incluso si rayan en la fantasía.

Filip Churílov

jueves, 20 de septiembre de 2018

Presidente Al-Assad ofrece condolencias por los caídos en el derribo del avión militar ruso


El presidente Bashar Al-Assad, envió un mensaje a su homólogo ruso, Vladimir Putin, en el cual expresó las condolencias por los militares caídos en el derribo del avión militar ruso en el Mediterráneo, y afirmó que este incidente es resultado de la arrogancia y la orgía israelí.
“Me gustaría que mi nombre y en nombre del pueblo sirio, expresarle a usted y al amigo pueblo ruso, las más sinceras condolencias por el incidente del derribo del avión militar ruso IL-20 en las aguas del Mediterráneo, lo cual provocó la caída de militares rusos héroes que desempeñaban la noble misión en la lucha contra el terrorismo en Siria”, dice el texto del mensaje.
El presidente sirio añadió que “este lamentable incidente es resultado de la arrogancia y orgía de Israel, que siempre utiliza los medios más sucios para lograr sus bajos y sórdidos objetivos, y lanzar sus agresiones contra la región.”
“Tenemos la plena confianza de que trágicos sucesos no lo disuadirán ni nos disuadirá de continuar la lucha contra el terrorismo”, agregó el mandatario sirio.
En el mensaje, Al-Assad ofrece las más sinceras condolencias al presidente Putin, al amistoso pueblo ruso y a las familias de las heroicas víctimas.

viernes, 31 de agosto de 2018

El jefe de la República Popular de Donetsk muere en una explosión


El dirigente de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajárchenko, falleció en una explosión que se produjo en un café en el centro de Donetsk, informó a Sputnik una fuente de seguridad de la RPD.

"El jefe de la RPD Alexandr Zajárchenko falleció a causa de una explosión en el café Separ; el ministro de Ingresos y Tributos [de la RPD, Alexandr] laéyev resultó herido", dijo la fuente. 

El diputado del Consejo Popular de la RPD, Vladislav Berdichevski, confirmó la información sobre la muerte de Zajárchenko.

"El jefe de la RPD falleció en una explosión en la cafetería Separ", dijo a la prensa.

"Según los datos preliminares, (…) resultaron heridas 11 personas", dijo Dmitri Trapéznikov, el líder interino de la RPD.

Agregó que el ministro de Ingresos y Tributos de la RPD, Alexandr Timoféev, que resultó gravemente herido durante el ataque, "fue hospitalizado y se encuentra en estado crítico".

Más tarde el asesor del líder de la RPD, Alexandr Kazakov, comunicó que as milicias de la RPD detuvieron a los sospechosos del atentado contra Alexandr Zajárchenko.

"En la república fue declarado estado de emergencia, las fronteras están cerradas, y ya fueron detenidos los sospechosos de haber cometido este atentado", dijo Kazakov en el espacio '60 minutos' de la cadena Rossiya 1.

A la vez la portavoz de Zajárchenko, Aliona Alexéeva, comunicó que "los servicios del orden consiguieron identificar a los terroristas".

"Según sus datos, la explosión fue perpetrada por encargo del SBU (siglas para el Servicio de Seguridad de Ucrania)", precisó.

Más tarde, el líder interino de la RPD, Dmitri Trapéznikov, comunicó que los detenidos ya declararon, "con lo cual se confirmó que era una diversión ucraniana".

Agregó que "un toque de queda se impone a las 23.00 hora local (20.00 GMT)".

El vice primer ministro de la autoproclamada República de Donetsk (RPD) fue nombrado como líder interino de la RPD.

"Decisión del Cuartel General de Defensa Territorial: (…) debido a la muerte del jefe (de la RPD) Alexandr Zajárchenko, atribuir provisionalmente las obligaciones del líder al vicepresidente del consejo de ministros Dmitri Trapéznikov", dice el texto de la decisión, leída por el propio Trapéznikov.

El asesor de la jefatura de la RPD, Alexandr Kazakov, precisó a Sputnik que Trapéznikov se desempeñará como líder interino de la república hasta la celebración de las elecciones.

"La cuestión de las elecciones se decidirá teniendo en cuenta todas las circunstancias internacionales", indicó.

"Los funerales y la despedida están programadas para el 2 de septiembre", dijo Trapéznikov a los periodistas.

Agregó que debido a lo ocurrido se declaran tres días de luto.

Reacción de Donetsk

La administración de la República comunicó a la agencia DAN-news que la explosión en el que falleció Alexandr Zajárchenko fue un atentado terrorista.

"Por desgracia, el jefe de la RPD, Alexandr Zajárchenko, falleció en un atentado terrorista", dice el medio.

A su vez, el jefe del parlamento de la RPD, Denís Pushilin, acusó a las autoridades ucranianas de haber asesinado a Zajárchenko y prometió que las milicias vengarán su muerte.

"Se trata de una nueva agresión por parte de Ucrania, el jefe de la República Popular de Donetsk murió en una explosión que tuvo lugar sobre las 17.00 (14.00 GMT)", dijo, citado por la agencia DAN-News.

Pushilin prometió que "Donetsk se vengará de este crimen".

Sin embargo, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) rechazó las acusaciones de estar implicado en el asesinato de Zajárchenko, afirmó la portavoz del ente ucraniano, Elena Guitliánskaya.

Confirmamos esta información, pero los servicios especiales ucranianos no tienen nada que ver con ello; creemos que es resultado de guerras entre los cabecillas, estarán dividiendo algo", dijo Guitliánskaya citada por la agencia UNN.

Según precisaron a Sputnik fuentes en las autoridades de la RPD, Zajárchenko falleció al recibir una herida en la cabeza "incompatible con la vida".

Además, un representante del mando operativo de la RPD informó que todos los accesos a la ciudad ucraniana de Donetsk están bloqueados debido al atentado terrorista.

"Donetsk está cerrado para la entrada y la salida a raíz del atentado terrorista, la situación en la línea de separación es tranquila", dijo a los periodistas.

El Consejo de ministros de la autoproclamada República Popular de Donetsk convocará este 31 de agosto a una reunión urgente donde se decidirá quién será el líder interino tras el asesinato de Alexandr Zajárchenko, informó a Sputnik el asesor del jefe de la república, Alexandr Kazakov.

"Esta tarde [31 de agosto] se celebrará una reunión del Consejo de ministros donde se tomarán esas decisiones", respondió Kazakov a la pregunta quién encabezará la república autoproclamada.

El asesor confirmó que el caso fue calificado de atentado.

Supuso que detrás del asesinato de Zajárchenko podrían estar los que mataron a los comandantes milicianos Guivi y Motorola.

El 8 de febrero de 2017 el comandante del batallón Somalí, Mijaíl Tolstij, alias Guivi, fue víctima de un atentado en su propia oficina, en el cuartel general del batallón Somalí.

El Ministerio de Defensa de la RPD anunció que fue un atentado organizado por las autoridades de Kiev.

Guivi combatió en mayo de 2014 en los combates por Slaviansk, posteriormente en los enfrentamientos en la región de Ilovaisk. En septiembre del mismo año participó en los combates del aeropuerto de Donetsk y dos años después fue nombrado coronel de las milicias de la RPD.

Arseni Pávlov, alias Motorola, comandante de una unidad de las milicias de la RPD, murió el 16 de octubre de 2016 al explotar una bomba instalada en el ascensor de su vivienda.

Nacido en 1983 en el norte de Rusia, Arseni Pávlov sirvió durante tres años como técnico de comunicaciones en una brigada de infantería marina, donde se le pegó el apodo de Motorola, y participó en operaciones antiterroristas en Chechenia.

En 2014, al calor de las protestas contra el violento cambio del régimen en Kiev, se fue a Donbás donde llegó a convertirse en uno de los jefes más visibles de las milicias.

Comentario de Moscú

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró que todo apunta a que el Gobierno de Kiev está detrás del asesinato del líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajárchenko.

"Hay todos los fundamentos para decir que su asesinato fue organizado por el régimen de Kiev que había utilizado varias veces métodos similares para eliminar a los disidentes y los indeseables", dijo Zajárova a la prensa.

Subrayó que "en lugar de cumplir con los acuerdos de Minsk y buscar vías para resolver el conflicto interno, el partido de guerra de Kiev implementa el guion terrorista, agravando aun más la situación en la región, ya de por sí complicada".

La portavoz de la Cancillería rusa llamó a la comunidad internacional a llevar a cabo una investigación imparcial del asesinato de Zajárchenko.

"La comunidad internacional debe exigir y, teniendo en cuenta el carácter títere del sistema político de Ucrania, también controlar que se realice una investigación imparcial de este crimen", señaló.

En opinión de Zajárova, es Occidente quien debe garantizar la imparcialidad de la investigación porque controla la situación en Ucrania y hacer todo lo posible para poner fin al conflicto militar en ese país y convertir a Ucrania en "un modelo de democracia".

"Considerando estos factores y un gran número de declaraciones con garantías de los dirigentes principales y los Gobiernos de los países líderes del mundo, se debe hacer todo lo posible para que se hagan con el control de esta situación y aseguren una investigación imparcial", señaló.

Por su parte, el embajador de Rusia en EEUU, Anatoli Antónov, dijo que se necesitarán esfuerzos adicionales para salvar los acuerdos de Minsk luego del asesinato del líder de la RPD.

"Por supuesto, esta es una señal más de que a muchos no les gustan los acuerdos de Minsk, y hoy, en mi opinión, debemos hacer esfuerzos adicionales para salvarlos de ser destruidos, y para no permitir que sean socavados", dijo.

Asimismo, el diplomático descartó que Moscú esté implicada en la muerte de Zajárchenko.

"Puedo decir que, claro está, a nosotros esto no nos beneficia en absoluto", dijo al canal Rossiya.

Desde abril de 2014 el Gobierno ucraniano lleva a cabo una operación militar contra las milicias de Donetsk y Lugansk que ha dejado hasta la fecha más de 10.300 muertos, según estimaciones de la ONU.

Varias áreas de las provincias de Donetsk y Lugansk se autoproclamaron repúblicas populares en respuesta al violento cambio de Gobierno que se produjo en Kiev en febrero de 2014.

Dos meses después Ucrania lanzó una operación contra las milicias de estos territorios, denominados Donbás, que continúa hasta el día de hoy.

Según los datos de la ONU, la violencia en la zona provocó más de 10.300 muertos.

Con la mediación de Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el Gobierno ucraniano y las milicias de Donbás acordaron en Minsk un pacto para poner fin a las hostilidades.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia.

jueves, 30 de agosto de 2018

Embajador sirio presenta pruebas de que preparan nuevas provocaciones con armas químicas


El representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, en una reunión del Consejo de Seguridad presentó pruebas de que los terroristas preparan nuevas provocaciones con armas químicas en el territorio sirio.

Les presento una información documentada del Frente al Nusra [grupo terrorista prohibido en Rusia] y otros terroristas que dicen estar dispuestos a utilizar armas químicas contra civiles en Idlib para después responsabilizar a las autoridades sirias y justificar la agresión militar de los países patrocinadores del terrorismo", dijo Jaafari.

El diplomático afirmó que Damasco considera amoral el uso de armas químicas y condena su uso en cualesquiera circunstancias.

El Gobierno sirio reitera que no posee armas químicas y que cumplió sus compromisos con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas [OPAQ] que lo hizo saber a las Naciones Unidas", indicó el embajador sirio.

El 26 de agosto, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Igor Konashénkov, denunció que el Frente al Nusra monta una provocación con el fin de acusar a Damasco del uso de armas químicas contra la población de la provincia siria de Idlib.

El militar advirtió que la coalición encabezada por EEUU utilizará la provocación como pretexto para lanzar un ataque contra instalaciones gubernamentales sirias.

Con este fin, al golfo Pérsico llegó el destructor estadounidense The Sullivans con 56 misiles de crucero a bordo, y además, el bombardero estratégico B-1B de la Fuerza Aérea de EEUU provisto de 24 misiles de crucero aire-superficie se trasladó a la base Al Udeid de Catar.

En abril pasado, EEUU, Francia y el Reino Unido bombardearon Siriabajo el pretexto del supuesto uso de agentes tóxicos que, según la controvertida ONG Cascos Blancos y las facciones armadas que operaban en la zona, tuvo lugar el 7 de abril en la localidad siria de Duma, en Guta Oriental.

Damasco rechazó las acusaciones de Occidente y recordó que tiene destruido todo su arsenal de tóxicos agresivos, algo que fue convalidado por la OPAQ en 2016.

Moscú, por su parte, calificó el presunto incidente de Duma de 'montaje' y criticó en duros términos el ataque occidental contra Siria, a la que calificó de "Estado soberano al frente de la lucha contra el terrorismo".


Las posibles razones por las que EEUU se prepara para atacar Siria


Mientras EEUU está aumentando su presencia militar en la región de Siria, el Ministerio de Defensa de Rusia advierte sobre los preparativos que se están llevando a cabo para el montaje del ataque químico en el país levantino.

Por su parte, las autoridades estadounidenses desmienten la existencia de planes para llevar a cabo un ataque contra Siria, pero muchos expertos, entre ellos los entrevistados por el medio ruso Vzglyad, lo ponen en duda.

Señalan que la misma situación tuvo lugar antes de los dos ataques previos que perpetró la coalición liderada por EEUU contra Siria.

El experto militar y editor jefe de la revista Natsionalnaya Oborona, Ígor Korótchenko, dice que en una situación tal, en la que las declaraciones de EEUU y Rusia se contradicen unas a otras, se deben priorizar las declaraciones del Ministerio de Defensa de Rusia, cuyos datos provienen de la inteligencia militar.

"No son unas simples declaraciones, sino información confirmada y corroborada en múltiples ocasiones", señaló el experto.

El presidente de la Academia de Problemas Geopolíticos de Rusia, el general coronel Leonid Ivashov, comparte esta opinión y considera que las declaraciones del portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, sobre la inminente provocación surtieron su efecto.

De acuerdo con Ivashov, el hecho de que el Pentágono esté justificándose muestra que es probable que el ataque no sea perpetrado. Eso sí, aunque es cierto que EEUU aumentó la presencia de portadores de misiles de crucero en la región, no se puede saber con certeza con qué fines se está haciendo esto.

"EEUU podría estar reemplazando los proyectiles obsoletos que se usaron en el ataque previo, o podrían estar preparándose para un ataque contra objetivos en Siria", señaló.

Por otro lado, el especialista en estudios sobre América del Norte Alexandr Domrin, relaciona la activación de EEUU en torno a Siria con la próxima cumbre de los mandatarios de Irán, Rusia y Turquía que se celebrará en septiembre.

"Obviamente ellos no van a hablar sobre Ucrania, sino sobre Siria. Si EEUU está de verdad planeando algo, tienen que hacerlo antes de que se celebre esta cumbre", comentó Domrin.

Según explicó, todo este escalamiento forma parte exclusivamente de los intereses personales de Donald Trump que quiere ayudar a los congresistas republicanos en las próximas elecciones intermedias para el Congreso.

"La política exterior como tal es lo que menos le interesa a Donald Trump. La necesita solamente para mostrar que es un gran tipo y que los partidarios de Trump deberían ser elegidos para el Congreso", explicó.

Pero las elecciones intermedias no son la única causa en la política interna de EEUU por la cual Donald Trump podría estar tanteando un nuevo ataque contra Siria, afirma el politólogo Borís Mezhúyev.

Así, el mandatario estadounidense podría usar la guerra como una distracción para evitar el 'impeachment', opina el politólogo. De acuerdo con él, cuando los presidentes del país norteamericano empiezan a tener graves problemas en la política interna, comienzan las operaciones militares.

"Cuando Bill Clinton admitió haber mentido bajo juramento y haber tenido relaciones sexuales con la señorita Lewinsky, casi el mismo día lanzó dos ataques contra las supuestas posiciones de Al Qaeda (prohibida en Rusia) en Irak", señaló el politólogo.

En aquella ocasión el plan surtió efecto, por lo cual el factor de la guerra distractora podría funcionar también para Donald Trump, que estará interesado en hacer uso de esta 'herramienta', añadió.

Además, con la llegada de John Bolton como asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y de Mike Pompeo como secretario de Estado de EEUU, la política exterior de Trump se hizo notablemente agresiva, destaca Mezhúyev.

El politólogo añadió que a pesar de la gran oposición que hay en contra del presidente de EEUU, también hay un segmento bastante influyente que lo apoya porque lo ve capaz de resolver el problema de Irán en interés de Israel.

"El mundo se enfrentará a un grave peligro al finales de año. Trump podría iniciar serias acciones sin pensar en las consecuencias para toda la humanidad, teniendo en mente únicamente su destino político", advirtió Borís Mezhúyev.

El Ministerio de Defensa ruso advirtió el 26 de agosto que a la localidad siria de Hbit, al sur de la zona de distensión en Idlib, llegaron técnicos extranjeros para escenificar un ataque con municiones de cloro.

El portavoz del ente, Ígor Konashénkov, dijo que serían lanzadas sobre Kafer Zaita, al sur de Hbit, adonde habrían trasladado ya un grupo de extras para que hicieran el papel de víctimas de municiones químicas y bombas de barril mientras otros, disfrazados de socorristas de los Cascos Blancos, imitarían primeros auxilios para grabar vídeos y difundirlos en los medios regionales e internacionales.

El 25 de agosto, el portavoz afirmó que el grupo terrorista Hayat Tahrir al Sham está preparando una provocación con el uso de armas químicas. Konashénkov denunció que en el montaje participan los servicios especiales británicos y que servirá de pretexto para un nuevo ataque de EEUU, Reino Unido y Francia contra infraestructuras de Siria.

A tales efectos, apuntó, EEUU emplazó en el golfo Pérsico su destructor USS The Sullivans con 56 misiles de crucero y un bombardero estratégico B-1B Lancer con 24 misiles de crucero aire-superficie AGM-158 JASSM.